Abogado Jottin Cury pide a los líderes políticos unirse para juntos defender la Nación y mandar un mensaje de unidad a población sobre problemas de Haití

Santo Domingo.- El abogado Jottin Cury, entiende que los principales líderes políticos del país deben unirse para defender la nación y mandar un mensaje de unidad a la población. 

“Todos los líderes políticos deberían reunirse, los cuatro líderes políticos, y emitir un documento conjunto pidiendo la solución de ese problema, no cada uno por su lado como lo están haciendo actualmente, sino de manera conjunta, sentarse en una mesa y mandar ese mensaje, porque eso le daría aliento a la población”, exhortó Cury. 

Invitó a recordar que Thomas Jefferson dijo que a “la peste haitiana hay que confinarla dentro de la isla”, y que eso lo dijo en el siglo XIX, llamando a entender que el plan para que República Dominicana asuma a Haití no viene desde ahora. 

“Esa política ha sido retomada, porque los norteamericanos no quieren a los haitianos en su territorio, no los quieren los canadienses, no los quiere Francia que tiene una deuda histórica con Haití, no los quiere nadie y los demás países los deportan”, precisó, durante su participación en el programa Reseñas, que conducen los periodistas Rafael Núñez y Adelaida Martínez R.

Insistió que ese plan de volcar gran parte de la población haitiana sobre territorio dominicano viene desde hace tiempo, advirtió que eso es impensable y que no se puede admitir, pero mucho menos aceptarlo en condición de refugiados como plantean los organismos internacionales.

“Lo que se quiere es que colapse República Dominicana y por eso es que todos tenemos que aunar esfuerzos”, precisó Cury, abogando al mismo tiempo en que el discurso de la politiquería debe quedarse fuera de algo tan delicado, sin importar quien encabece el gobierno, porque el tema migratorio y fronterizo es un tópico nacional, expresando que le molesta cuando lo politizan demasiado.

Un referente: la firma de un documento en Washington

 Recordó que después del corte del 1937 en Washington hubo un acuerdo en donde estuvieron los presidentes de Estados Unidos, México y Cuba, donde se regulaba la política migratoria entre ambos países para evitar situaciones como la que ocurren.

Explicó que transcurrida la dictadura de Trujillo, llegó la Ley General de Migración del año 2004, en esta introducen el artículo 151 que habla de la necesidad de crear un Plan de Regularización para extranjeros.

“Y sobre ese artículo gira la Sentencia 168-13 dictada por el Tribunal Constitucional… Ese artículo coincidió cuando aquí se estaba aprobando el DR-Cafta que establecía que la mano de obra de los extranjeros tenía que ser pagada igual que a los nacionales por un tema de competitividad, porque si un producto se paga con mano de obra barata entra con ventaja en el mercado, entonces, incluyen eso, pero ya eso estaba regulado en esos acuerdos del 39 que fueron suscrito durante la dictadura de Trujillo”, rememoró Cury.

Manifestó que luego el tema haitiano empieza a profundizarse a partir de 1996 hasta la fecha, y en ese trayecto se dicta la sentencia 168-13 que traza la frontera jurídica de la nacionalidad pero que gira mucho en torno a ese artículo 151 que abarca el tema del Plan de Regularización.

“Un plan de Regularización que en el fondo era una trampa, porque una cosa es que regulemos la mano de obra; que le paguemos igual a los haitianos que a los dominicanos a fin de, por un tema de competitividad de los productos que salen al mercado, y otra cosa es un plan de regularización, pero bien… es la ley”, manifestó.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica