Agencia de viajes china pagará cerca de siete mil dólares a sus empleados por cada hijo que tengan

La medida busca fomentar la fertilidad y luchar contra la reducción de población en el gigante asiático. «Las empresas también pueden desempeñar un papel dentro de sus propias capacidades para construir una atmósfera de fertilidad favorable», destacó el director ejecutivo de Trip.com.

La agencia de viajes en línea más grande de China, Trip.com, anunció este viernes que pagará a cada uno de sus empleados 50.000 yuanes (6.897 dólares) por cada hijo que tengan para fomentar la fertilidad y luchar contra la reducción de población que afronta el país.

«Siempre he sugerido que el Gobierno dé dinero a las familias con hijos, especialmente con varios hijos, para […] ayudar a más jóvenes a cumplir su deseo de tener varios hijos», afirmó el presidente ejecutivo de la compañía, James Liang, citado por Reuters. «Las empresas también pueden desempeñar un papel dentro de sus propias capacidades para construir una atmósfera de fertilidad favorable», agregó.

La compañía, que cuenta con alrededor de 400 millones de usuarios, detalló que pagará 10.000 yuanes (1.376 dólares) al año durante cinco años por cada niño que nazca a partir del 1 de julio. El programa tendrá un costo de 1.000 millones de yuanes, unos 138 millones de dólares.

Liang, quien también es demógrafo, publicó este año un libro titulado ‘Estrategias de población: cómo la población afecta la economía y la innovación’ y sugirió que el 2% del PIB de China debería destinarse a fomentar la fertilidad.

Pérdida de población
El índice de natalidad y la tasa de matrimonios en el gigante asiático ha ido bajando desde 2017, y en 2022 la población china comenzó a disminuir por primera vez en seis décadas. El año pasado nacieron 9,56 millones de personas y murieron 10,41 millones, lo que representa una disminución de 850.000 habitantes.

Los demógrafos advirtieron que la merma en la población repercutirá en el desarrollo económico chino con el envejecimiento de la fuerza laboral y una mayor presión sobre las arcas públicas.

Las autoridades chinas intentaron posponer el inicio de la contracción de la población a través de diferentes medidas. Con este objetivo, relajaron la política de un solo hijo, impuesta en la década de 1980 por temor a la sobrepoblación, permitiendo en 2015 tener dos hijos.

Más adelante, cuando el índice de natalidad chino cayó en 2021 por quinto año consecutivo, el límite aumentó a tres.

Desde entonces, Pekín promovió una serie de estímulos, incluidos subsidios en efectivo, reducciones de impuestos y concesiones de propiedad, para alentar a las parejas y las familias pequeñas a tener más hijos.

Sin embargo, estas medidas no fueron suficientes para detener la disminución de la natalidad o cambiar las ideas arraigadas sobre el rol de la mujer en el hogar, señaló a The New York Times Zheng Mu, profesor asistente de sociología de la Universidad Nacional de Singapur que estudia la fertilidad en China.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica