Alarma en Croacia por replicas del sismo que causó siete muertos

Tres nuevos seísmos –de mag­nitud 4,7; 4,8; y 3,9 en la escala
de Richter– desataron ayer la alarma en Croacia central, aunque no causaron daños, después del terremoto de magnitud 6,2 que el martes dejó siete muertos
y 26 heridos.

Los equipos de emergencia, que el martes lograron rescatar de las ruinas a varios sobrevivientes, seguían ayer con las labores de desescombro, apuntalando edificios y valorando los riesgos de posibles derrumbes. Las labores de desescombro avanzan con lentitud en algunas casas derrumbadas porque no se sabe con seguridad si estaban habitadas.

Muchos habitantes de Petrinja, la pequeña ciudad que se encontraba cerca del epicentro del seísmo del martes, y de otras ciudades y lugares de Croacia afectados, no quisieron abandonar sus hogares, pese a encontrarse muy dañados, y pasaron la noche entre las ruinas o a la intemperie.

Se trata especialmente de aldeanos que tienen ganado, pero también de ciudadanos de avanzada edad, que no quieren abandonar sus pertenencias.

“Yo tuve que abandonar mi casa durante la guerra, en 1991. Cuando volví, en 1995, dije que nunca más me iría, pase lo que pase. Y no me voy”, declaró, con lágrimas, una mujer de unos 70 años de Petrinja a la televisión pública HRT.

En caso de que los inmuebles estén muy dañados y no hayan sido revisados por técnicos, las autoridades recomiendan abandonarlo temporalmente y buscar un alojamiento alternativo más seguro, ya sean en centros públicos habilitados o privados.

“La gente no puede abandonar sus vacas, tienen que cuidarlas. Pasaron la noche delante de fuegos a cielo abierto”, declaró a HRT una voluntaria de la Cruz Roja.

Tampoco quisieron irse de su aldea, con la mayoría de las casas destruidas, los habitantes de Majske Poljane, cerca de Sisak, donde el martes perdieron la vida cinco varones, y pasaron la noche a pesar del frío y la lluvia ante fuegos a cielo abierto o en coches.

´»Son nuestros hermanos»
Albania, el país más pobre de Europa, dona 250.000 euros como ayuda inmediata

Numerosos ciudadanos se han volcado en ayudar a los afectados y ante los centros de donación de sangre en Zagreb se han formado largas colas. La Unión Europea activó el Mecanismo Europeo de Protección Civil para ayudar a la zona afectada, y enviará carpas acondicionadas, sacos de dormir y calentadores eléctricos.

Albania, el país más pobre de Europa, ha donado 250.000 euros como ayuda inmediata. El primer ministro, Edi Rama, anunció personalmente esta “modesta ayuda” a la “hermana” Croacia.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica