Alcaldes y juntas distritales de Barahona, Bahoruco e Independencia se adhieren a zona cañera para juntos enfrentar atropellos del Consorcio Azucarero Central Barahona

EL PALMAR, provincia Bahoruco.- Los ayuntamientos de las provincias de Barahona, Bahoruco e Independencia, se unieron a los reclamos que vienen haciendo organizaciones comunitarias y campesinas de la región Enriquillo, para que el Consorcio Azucarero Central (CAC) pare los atropellos a los agricultores y habitantes de la zona cañera.

Representantes de municipios y juntas distritales de la zona de incidencia del CAC y de otros puntos de la región, se congregaron en el local de la junta distrital de El Palmar, fijando posición sobre la situación por la que atraviesan las comunidades de la zona y definiendo una serie de medidas a implementar.

Las medidas buscan que la entidad arrendataria del Ingenio Barahona, cese con las acciones “hostiles” que manifestaron, ejerce en contra de autoridades locales y pequeños productores.

Los directores de la junta distrital de El Palmar y Batey 8: Ariel Andrés Seleni y Miguel Antonio de los Santos Castillo, hicieron fuertes denuncias contra los ejecutivos del CAC.

Tras recibir una delegación de la Asociación de Municipios de la Región Enriquillo, integrada por los alcaldes de Tamayo, Jaquimeyes, Mella, Jimaní, junto a los directores de los distritos municipales de Mena, El Limón,  Monserrate, Batey Ocho y la representación del municipio de Vicente Noble, acompañados por  Oneida Féliz Medina, en representación del presidente de la Asociación de Municipios de la Región Enriquillo (ASOMURE), Mictor Fernández, alcalde de Barahona, el director de El Palmar, acogió a la delegación, detallando  pormenorizadamente las acciones que en contra de este territorio  ha ejercido el CAC.

En el encuentro, además, estuvieron Manuel Pérez, del Centro de Promoción Campesina Lemba; el Consejo de Desarrollo de Jaquimeyes; la Asociación de Productores de El Aguacatico y otras organizaciones agropecuarias y sociales de la zona cañera y de la región.

La directora de ASOMURE, Féliz Medina, calificó la problemática de la zona cañera como un mal  que trasciende la destrucción de propiedades, “pues se trata de la privación de derechos tan fundamentales como el derecho a la alimentación, el derecho a un ambiente sano y saludable, el derecho al sano y libre esparcimiento”.

Criticó que le sean vulnerados, además, los derechos que tiene la población que vive en el entorno de las comunidades en la zona de incidencia del Consorcio Azucarero Central, además de una secuela de daños que provocan al medio ambiente.

Los alcaldes, asociaciones y la comunidad, anunciaron la realización de una marcha regional, varios sentones en diferentes lugares y la firma de un documento que pondrá en contexto el grave daño ambiental y la contribución a la pobreza extrema que dijeron, aporta el CAC.

Además, buscan unificar las ideas y propuestas que permitan fortalecer  las demandas plantadas en el marco de las acciones ejecutadas contra las acciones de la entidad.

En el encuentro, participaron, además, el cura de la parroquia San Martin de Porres de la zona cañera; Teodoro Matos Custodio, la Confederación de Pastores de la Cuenca del Yaque, entidad que aglutina unos 107 pastores.

Matos Custodio saludó la iniciativa del encuentro y resaltó que es importante la articulacion de todos para luchar contra lo que calificó de “pulpo”, con el que hay que lidiar, que demanda la unidad de todos los sectores.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica