Bélgica investigará el uso de sus armas en la incursión de un grupo de sabotaje ucraniano en Rusia

El primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo, ha declarado este lunes en una entrevista con el canal RTBF que los servicios de inteligencia del país investigarán el uso de armas suministradas a Kiev durante la incursión de un grupo de sabotaje ucraniano en territorio ruso.

«Pedimos a nuestros servicios de inteligencia y militares que lo analicen, pero no tengo confirmación», afirmó el mandatario al comentar el reporte de The Washington Post de que los saboteadores que lanzaron una incursión transfronteriza en la provincia rusa de Bélgorod en mayo actuaron con armas y equipos militares suministrados por la OTAN. Entre otros elementos, se trataba de fusiles fabricados por Bélgica.

«La norma es clara: nuestras armas suministradas a Ucrania son naturalmente para fines defensivos en territorio ucraniano», subrayó el primer ministro, agregando que «aquí hay normas extremadamente estrictas».

Previamente, medios belgas reportaron que las autoridades del país europeo se dirigirán a Kiev para solicitar explicaciones sobre el uso de armamento enviado a Ucrania durante esa incursión.

El ataque en cuestión se produjo a finales de mayo. Entonces, el Ministerio de Defensa de Rusia anunció que «más de 70 terroristas ucranianos, cuatro vehículos blindados de combate y cinco camionetas» habían sido destruidos en un enfrentamiento en la provincia de Bélgorod. La incursión se saldó con un civil muerto y doce heridos, según las autoridades rusas.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica