Comienza este martes tratamiento de cáncer en el Incart, la reclusa Dhayana Reynoso de Najayo Mujeres, donde cumple cinco años de cárcel por matar a su pareja que violaba hijastra

SANTO DOMINGO.- Roberto Hernández Basilio, director de la Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (DGSPC), y el Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, visitaron el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres de San Cristóbal, para supervisar las condiciones de salud de la privada de libertad Dhayana Reynoso, de quien se denunció que padece de cáncer avanzado.

Hernández Basilio y Ulloa conversaron con la privada de libertad, con quién se comprometieron a garantizar que se les ofrezcan todas las facilidades, que, por ley, le corresponden, para que continúe con su tratamiento médico.

Se informó que la interna será llevada este martes a una cita médica al Instituto Nacional del Cáncer Rosa Emilia Sánchez Pérez de Tavares (Incart), en Santo Domingo, donde es atendida por especialistas.

Las autoridades informaron que Reynoso fue referida por galenos del Hospital Juan Pablo Pina de San Cristóbal, al Incart, donde recibe las atenciones médicas correspondientes.

Informaron que en las gestiones para el tratamiento que lleva en el instituto han recibido la colaboración del Servicio Nacional de Salud (SNS) y del Seguro Nacional de Salud (Senasa).

Las funcionarias penitenciarias, Gaudí Sisa, encargada de Salud de la DGSPC, y Magdalena Aquino Dipré, directora del centro penitenciario femenino, informaron que Dhayana Reynoso, además, está a la espera de que se fije la fecha para el tratamiento de quimioterapia.

Explicaron que a la interna se le suministra un menú que incluye vegetales, frutas y proteínas, y la medicación que le fue indicada por los médicos que le asisten en el Incart.

Mediante un comunicado de prensa, la institución del sistema penitenciario informó que Reynoso recibe toda la asistencia que requiere en materia de salud, así como los permisos para sus visitas médicas, como lo establece la Ley 113-21, que rige el sistema penitenciario nacional, en su artículo cuatro sobre los derechos de las personas privadas de libertad.

Las autoridades garantizaron que la privada de libertad, quien padece de cáncer de cérvix, continuará recibiendo la asistencia y el tratamiento correspondiente para tratar la enfermedad.

Reynoso guarda prisión con una condena de cinco años por cometer homicidio en contra de su pareja sentimental, luego de que se percatara que violaba sexualmente a su hija.

El caso fue expuesto a través de las redes sociales.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica