Comisión Nacional de los Derechos Humanos denuncia violaciones al granel durante pandemia; afirma se violan derechos humanos de los reos y la gente en la calle

SANTO DOMINGO. – La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH-RD) aseguró que la epidemia del Covid-19 ha puesto en evidencia las profundas desigualdades y exclusión social existentes en la República Dominicana, como ha ocurrido en otros países.

En su informe anual correspondiente al 2020, que analiza la situación de los derechos humanos en la República Dominicana durante este año y el impacto de la pandemia del coronavirus, la CNDH-RD visualizó que los pobres del país son los que están enfrentando las mayores dificultades y desafíos ante la situación causada por el virus, tanto en el ámbito de salud, laboral y de la educación.

“Claramente han sido los sectores más desprotegidos y vulnerables de la población que han estado pagando el costo más alto de esta emergencia sanitaria”, planteó el organismo de derechos humanos, que preside el doctor Manuel María Mercedes.

El documento recoge la situación del sistema penitenciario dominicano, en el cual deplora que aún persista el estado de hacinamiento, negocios lucrativos en manos de policías, guardias e imputados y la corrupción, principalmente en los centros del viejo modelo.

“Los negocios lucrativos continúan en manos de los policías, guardias e imputados, una gran corrupción y un enriquecimiento ilícito a punto de que en un solo privado de libertad se detectó que posee una fortuna que pasa de los 50 millones de pesos, lujosos apartamentos, yipeta y carro de lujo, dólares y dinero en efectivo”, cuestionó la CNDH-RD en su informe anual.

Insistió en su propuesta a las autoridades de adoptar medidas para descongestionar el sistema penitenciario durante la pandemia, enviando a sus casas a miles de reclusos.

Observó que han faltado medidas y acciones por parte del Estado dominicano para frenar las violaciones a las normas relativas a los traslados de los reos.

Mercedes censuró la falta de políticas públicas en materia de salud a favor de los privados de libertad, tras precisar que bajo las actuales autoridades han fallecido más de cinco presos a causa del Covid-19.

La CNDH-RD también establece, en su informe, que el estado de emergencia y el toque de queda han creado situaciones favorables a las violaciones de derechos humanos por parte de la Policía Nacional.

Precisa que los agentes policiales han realizado miles de detenciones por violaciones al toque de queda, y que a pesar de tener que ser liberados a las cinco de la mañana sucesiva, muchos dejan las cárceles preventivas varias horas más tarde y después del pago de una multa.

“Las condiciones de detención son terribles, en celdas ya sobrepobladas y en condiciones higiénicas precarias, con altísimo riesgo de contagio del virus. Algunos detenidos por violación del toque de queda son obligados también a trabajar en la limpieza de las calles”, manifestó.

La CNDH-RD recalcó, además, las denunciadas que ha hecho sobre la ilegalidad y arbitrariedad de las multas y el trabajo social de limpieza de las calles impuestas por violar el toque de queda.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica