Dirección del Falpo habla con el presidente Abinader; le expresa su oposición a reforma fiscal para perjudicar a los pobres y que un director PN no resuelve males

Santo Domingo.- El Frente Amplio de Lucha Popular – (FALPO) acudió a la invitación del presidente de la República, Luis Abinader para conversar sobre sus consideraciones en temas de importancia nacional.

El movimiento presentó un documento formal donde se aborda la posible reforma fiscal, la seguridad ciudadana, la seguridad social, entre otras problemáticas actuales.

Grabiel Sánchez, coordinador nacional, realizó un llamado al mandatario para realizar consensos con los sectores populares y comunitarios, al considerar que los intereses del pueblo llano no están representados en los sectores con los que se dialoga hasta ahora; por lo que ve como conveniente que se genere un espacio de interlocución con los sectores que resultan más afectados por la carestía que sacude al país.

Sobre la reforma fiscal, la organización el Falpo considera que no debería perjudicar a los más pobres ni a la clase media.

Expresaron la necesidad de que la reforma grave, principalmente a quienes más tienen. 

“Los impuestos deben ser directos y dirigidos a quienes más poder adquisitivo poseen. Además, que se graven las grandes ganancias y fortunas; la reforma fiscal no debe exonerar a la oligarquía y al gran empresariado, penalizando al pueblo trabajador”, consideró Sánchez.

Dijo que la seguridad ciudadana es otra preocupación de Falpo, al considerar que no se soluciona designando un director de la Policía Nacional  tenga mano dura con los delincuentes pobres, sino atacando la raíz que generan los problemas, tales como la desigualdad, falta de educación, falta de empleos, falta de oportunidades, entre otros.

El movimiento ve con preocupación la mirada cómplice del Ministerio del Medio Ambiente ante problemas como la explotación minera en las Cuevas del Pomier, San Cristóbal, que amenaza esta reserva antropológica; las pretensiones de instalar una presa de cola en Cuanse, Yamasá, que afectará la vida de miles de ciudadanos; la depredación del río Yuna, por parte de las granceras; la extracción del carbonato de calcio en las montañas Las Filipinas que  extrae la empresa minera Belfond Enterprise, en Barahona, entre otros.

Sánchez dijo que conversó con el mandatario sobre las ARS y AFP que no garantizan esos derechos básicos a la población, por lo que entiende que la ley debe ser modificada para que estas entidades sean manejadas por el Estado. 

El encuentro tuvo lugar durante un almuerzo en el Palacio Nacional, donde una comisión de la organización conversó con el jefe de Estado.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica