El coordinador Observatorio Nacional de Industria, Melchor Alcántara Damirón, advierte que obreros de la construcción no podrán cobrar aumento salarial anunciado por presidente Abinader

Santo Domingo.- El coordinador del Observatorio Nacional de la Industria (ONIC), Melchor Alcántara Damirón, destacó que aunque las resoluciones 03 hasta 09-2022 emitidas por el Comité Nacional de Salarios buscan mejorar la calidad de vida de los obreros de la construcción, situados en el eslabón inferior de la cadena de productividad del sector, éstos no serán beneficiados ya que las tarifas anunciadas por el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNS) son ajustes de precios unitarios que se negocian entre constructores y desarrolladores, maestros y promotores, que no tiene ninguna implicación sobre los salarios que se pactan con los operarios que laboran en los proyectos.

Alcántara Damirón explicó que si la tarifa para la colocación de block era de 20 pesos por unidad colocada, el hecho de que se aumente a 25 pesos por unidad no afecta al obrero ni positiva ni negativamente, ya que este último cobra por día trabajado lo cual no tiene nada que ver con la tarifa negociada por el maestro o contratista para quien trabaja, siendo estos últimos, maestros

Contratistas, los grandes beneficiarios de los aumentos anunciados.

Dijo, no obstante, que el mal fundamental que aqueja al sector, son los altos costos de los materiales debido tres factores, los altos costos de fletes, precios de los factores de energía, petróleo, carbón, gas, en los mercados internacionales, ajustes de precios especulativos.

Dijo que esos factores están llevando al sector construcción a la paralización, ya que los constructores pre venden las unidades que construyen y el alza de los precios de los insumos de la construcción les absorbe el beneficio pautado e incluso le genera pérdidas de un nivel tal que pueden hacer colapsar el sector.

Informó que en esta última semana, los costos del acero y el cemento alcanzaron cifras record de RD$84 mil la tonelada y RD$480.00 la funda, respectivamente y aun no se sabe cuándo esos aumentos pararán, por lo que prácticamente se hace imposible presupuestar un proyecto con la garantía de que los costos se mantendrán en el tiempo.

“En vista de los altos niveles de inflación el ONIC propone la apertura de una ventanilla única que se especialice una cartera para préstamos interinos e hipotecas a largo plazo de 20 mil millones de pesos a tasas preferenciales y fijas durante los próximos cuatro años. Con esas tasas podremos, por vía de una baja en los costos financieros y el aceleramiento que esto puede aportar a los proyectos, mejorar la grave encrucijada por la que cursa el sector, preservando así la estabilidad y garantizando la posibilidad de que los sectores más vulnerables puedan seguir acesando a viviendas dignas”, precisó Alcántara Damirón.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica