«El crimen de la pequeña Fátima no fue por dinero», revelan las autoridades de México

El secretario de Seguridad Ciudadana de Ciudad de México, Omar García Harfuch, informó este jueves que el feminicidio de la niña Fátima, de 7 años, «no fue por dinero».

«El móvil se sabe que no fue por dinero, pero no se va a dar más datos, no se hablará más por morbo», dijo García en una conferencia conjunta con la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Los funcionarios confirmaron la detención, la noche de este miércoles, de Gladis Giovana «N» y Mario Alberto «N», principales sospechosos del secuestro y asesinato de Fátima.

Los sospechosos fueron detenidos en la localidad La Palma, municipio de Isidro de Fabela, en el estado de México, luego que se lograra ubicar el domicilio donde encontraban, gracias a las labores de la Policía de Investigación de la Fiscalía de Ciudad de México, autoridades del estado de México y la Guardia Nacional.

García precisó que, además, fue clave «una denuncia ciudadana», que ingresó a la Fiscalía de Ciudad de México. «El personal de campo de la Secretaría de eguridad Ciudadana se entrevistó con la persona que hizo la denuncia y confirmó una vez más el domicilio», precisó.»Por ahora solo están detenidos por cohecho», dijo García.

Los detenidos fueron presentados en las instalaciones de la Fiscalía de Atizapán, en el Estado de México, y posteriormente serán trasladados a la Ciudad de México «para seguir su procedimiento penal», precisó García.

El funcionario añadió que, tras la detención, los sospechosos trataron de sobornar a policías municipales de Atizapán.

El crimen que conmocionó a México
Fátima, una niña de apenas 7 años, desapareció el pasado 11 de febrero, cuando se encontraba en las puertas de la escuela Enrique C. Rébsamen, ubicada en Santiago Tulyehualco, un poblado ubicado en el oriente de la Ciudad de México, en la alcaldía de Xochimilco.

El domingo 16 de febrero, las autoridades encontraron el cuerpo de la menor, dentro de una bolsa, en la colonia Los Reyes de la alcaldía de Tláhuac, municipio aledaño a Xochimilco.

Gracias a las acciones de los familiares de al pequeña, las autoridades obtuvieron videos de las cámaras de seguridad de distintos locales de al zona, incluyendo una iglesia, en donde se observa a la sospechosa, ahora detenida, cuando se llevaba a la pequeña del recinto escolar, sin que el personal de la escuela lo impidiera.

En otras imágenes, se observa que suben a un auto blanco y se dirigen a un domicilio en la calle Camino Ancho, de la alcaldía Xochimilco.

Desde entonces, se enfocó la atención en la captura de la mujer; la Fiscalía de Justicia difundió un retrato hablado de la sospechosa y ofreció una recompensa de 2 millones de pesos (unos 107.585 dólares).

García detalló que el pasado martes 18 de febrero, tras conocer la ubicación del domicilio de los sospechosos, en la colonia San Felipe, alcaldía Xochimilco, hicieron un cateo a la vivienda.

En el lugar encontraron «un suéter y zapatillas similares a las que portaba la probable responsable el día del evento; así como varios cinchos de plástico negro, similares a los que fueron utilizados para inmovilizar a la víctima».

Luego, el miércoles, gracias a la denuncia ciudadana y los trabajos de investigación, se dio con el paradero de los presuntos feminicidas en el estado de México.

Sobre esa recompensa, García no ofreció detalles en la conferencia de prensa, al señalar que es un tema de otra dependencia, pero comentó que «seguramente sí será pagada la ciudadana que hizo la denuncia y dio la información».

Presuntos feminicidas son padres
La pareja que presuntamente asesinó a Fátima tiene tres hijos, confirmó el funcionario en la rueda de prensa.

Mencionó que los menores han sido resguardados por autoridades, debido a que se encuentran en una situación de «evidente vulnerabilidad».

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica