El gerente general de los Yankees, Brian Cashman, define como una prioridad para 2022, resolver el problema del segunda base

Nueva York.- El tiempo del venezolano Gleyber Torres como campocorto de los Yankees parece haber terminado en el final de la temporada del 2021. Nueva York movió a Torres de regreso a la intermedia y al colombiano Gio Urshela a las paradas cortas para la recta final de la campaña.

Se espera que los Yankees estén en busca de un torpedero en el receso de temporada, cuando los puertorriqueños Carlos Correa y Javier Báez, Marcus Semien, Trevor Story y Corey Seager, sean agentes libres.

Aunque no habló de detalles, el gerente general de los Yankees, Brian Cashman, confirmó el martes que el club tiene como prioridad solucionar el problema en la posición.

“En definitiva, el campo corto es un área de necesidad”, dijo Cashman el mismo que día que el club anunció el nuevo contrato por tres años del manager Aaron Boone. “Hay que solucionarlo”.

El colaborador de MLB Network, Joel Sherman, escribió recientemente un artículo en el New York Post, que detalla las opciones de los Yankees para el campo corto, si Nueva York decide ir por los nombres más grandes de la agencia libre.

Sherman cree que el escándalo del 2017 con los Astros evitará que el equipo vaya en búsqueda de Correa. El club mostró interés en Báez y en Story en la fecha límite de cambios, pero Sherman tiene la sensación de que las oficinas del Bronx vieron a Báez como una solución a corto plazo y desde entonces se han desencantado de la idea de Story.

Dos de los mejores prospectos de los Yankees defienden la posición, pero ni Anthony Volpe (Nro. 1) ni el venezolano Oswald Peraza (Nro. 3) tienen proyectado llegar a las Mayores sino hasta el 2023, según MLB Pipeline.

El contrato de Cashman vence tras la campaña del 2022.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica