El PLD acusa al Ministerio de Medio Ambiente de ser responsable del derrame de combustible que destruye vida silvestre y manglares en Los Negros, Puerto Viejo de Azua

Santo Domingo.- El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) acusó al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de actuar en contra de su propia misión de proteger el ambiente y salvaguardar los derechos de la ciudadanía al emitir una licencia ambiental para la operación de las barcazas de generación eléctrica que operan en la zona de amortiguamiento del refugio de vida silvestre manglares de Puerto Viejo de Azua.

La secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del PLD denunció que desde el Gobierno se pasa por alto los impactos ambientales, económicos y sociales que se generan con la operación de la generadora de electricidad en las barcazas contaminantes en Puerto Viejo de Azua, que representa una grave amenaza para el entorno natural y la salud de las personas.

Mediante un documento respaldado con imágenes fotografías y firmado por Alfonso Ureña, titular de la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del PLD se denuncia que el  pasado jueves 31 de agosto en las barcazas de generación eléctrica que operan en la zona de amortiguamiento del refugio de vida silvestre manglares de Puerto Viejo de Azua, se produjo un derrame de combustible por una aparente falla operativa en la gestión de las barcazas, posibilidad que ya había sido advertida por grupos ambientalistas y comunitarios de la zona de Los Negros, por el alto riesgo que supondría una planta que opera con el altamente contaminante Fuel Oil No.6 en una zona de amortiguamiento de áreas protegidas  que han sido concebidas por su rica diversidad ecológica, abundante vida marina, manglares y aves costeras.

“Lo peor de todo, es que según un histórico de imágenes satelitales (Planet) aparentemente este no ha sido el único evento en esta zona vulnerable y de considerable importancia ecológica”, expresa el documento que reclama al ministro Miguel Ceara Hatton.

Según el PLD, el proyecto destructivo, ubicado en Azua continúa reconsiderando su decisión y cancelando la licencia ambiental No. 0482-22.

“Necesitamos autoridades que se comprometan con la producción de energía limpia y abandonen proyectos que amenazan nuestra calidad de vida, no podemos seguir saltándose pasos y leyes por presiones mediáticas y complacer algunos amigos del gobierno, la preservación de nuestro entorno natural es un imperativo moral y una responsabilidad que no podemos ignorar”, manifestó el PLD.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica