El Sermón de las y Palabras: una crítica feroz y voraz a presidente Abinader; iglesia católica critica hasta que Gobierno promete un paraíso para mayo que no ha cumplido, pero quiere hacer creer a población que ya vive en él  

Santo Domingo.- La iglesia Católica, a través del Sermón de las Siete Palabras, leídas desde la Catedral Primada de América, desnudó al Gobierno en las áreas de educación, salud, seguridad social, la delincuencia, emitiendo fuertes críticas al sistema carcelario, el Congreso y la justicia.

Las siete palabras fueron leídas por Kerter de Jesús Luciano Alcántara, con la expresión “Padre, perdónalos, que no saben lo que hacen”, emitiendo fuertes críticas, además, a la migración.

La segunda palabra del padre reverendo Gregorio Santana, “Hoy estarás conmigo en el Paraíso”,   criticó que la “seguridad social es una estafa burda con el respaldo del Estado”, y que el sistema educativo de República Dominicana es “caro y malo”.

La tercera palabra, leída por el Fray José Guerrero, “Mujer, he aquí a tu hijo, he aquí a tu madre”, mientras que Sor Trinidad Ayala, fue la responsable de darle lectura a la cuarta palabra.

La quinta palabra fue leída por el Diácono Permanente, Ángel Sanó Sención; la sexta palabra “Todo está consumado”, del diácono permanente Blas Bonilla Morfe, le preguntó a los jóvenes, funcionarios, militares, profesores y al presidente Luis Abinader, que si en sus funciones, todo está hecho, realizado, expresando que si responden sí, es una gran satisfacción para muchos.

Y la séptima y última palabra, “Padre en tus manos encomiendo mi espíritu”, le correspondió a la laica, doctora Ángela López.

1.- Kerter de Jesús Luciano Alcántara

“Padre, perdónalos, que no saben que lo hacen”

“Perdón por los que, en lugar de crear fuentes, levantan muros, porque se han olvidado de la fraternidad, perdón por los que desde posiciones de poder, miran al pueblo como peones en una mesa de ajedrez a los que están dispuestos a sacrificar por sus propios intereses, perdón por los que buscan resolver problemas y situaciones desde plataformas digitales”.

Luciano Alcántara cambió la expresión, “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”, por otra que dice, “Padre, perdónanos, porque sí sabemos lo que hacemos”, por entender que es la más realista en este Viernes Santo.

“Padre, perdónanos, porque aun sabiendo que necesitamos una nueva Ley de Seguridad Social, preferimos estar entreteniéndonos en proyectos legislativos que sirven al show mediático y para ser graciosos a quienes los promueven; perdónanos, porque conociendo los maltratos e injusticia contra los migrantes, preferimos hacer silencio o peor aún, hacernos cómplices”.

“Perdona a quienes perpetúan un sistema de justicia que es garantista para los que pueden pagar y excluyente para los pobres, donde se pide respeto para la debida forma del proceso para quienes son acusados de delitos sonoros o crímenes de salón, mientras para los pobres se pide manos duras”.

2.- Reverendo padre Gregorio Santana

“Hoy estarás conmigo en el paraíso”

“En República Dominicana, los indicadores económicos dicen que hemos crecido en lo material, pero espiritual y moralmente estamos descalabrados. En medio de un gran auge económica, las protecciones sociales son pírricas e irrisorias. La iniquidad social planta bandera y domina. El sistema de la seguridad social son una estafa burda con el apoyo del Estado y de la Ley; sí, es legal lucrarse con el dinero las entidades sociales, los grupos económicos han decidido lograr derechos para ganar dineros”.

“Todos sabemos, el día a día de la seguradora de salud es un robo, todos los sabemos, y es una realidad. Para ir a consulta e ir a las farmacias estamos en el mismo punto de hace 30 años”.

“Al condenado a muerte en su aflicción Jesús le ofrece el paraíso, y a los condenados y no condenados en las cárceles dominicano se le pega fuego, el sistema carcelario del país está en su peor momento, los presos pagan para poder ir al baño y por una maldita goleta para dormir por turno”.

“El paraíso parece cerrarse cada vez más para los que son presa de la ignorancia. Los niños, los jóvenes dominicanos las tienen que vez más difícil para conquistar el mundo. El sistema educativo es malo e impresentable”.

3.- Fray José Guerrero

“Mujer, he aquí a tu hijo, he aquí a tu madre”

“Mujer del siglo XXI, mujer dominicana, tienes un ejemplo ejemplar en la madre de Jesús, cumple hoy tu rol histórico que es provocar la gran revolución espiritual”.

4.- Sor Trinidad Ayala

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

“Ante los políticos corruptos, que solo se enriquecen con los bienes del pueblo y que cada cuatro años nos venden programas de cambio y que luego se quedan en promesas, decimos; Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?

Ante la indiferencia de nuestras autoridades, ante el deterioro de la salud mental, y ver como se hacen de la vista gorda, y que sentencian de manera injusta a nuestros hermanos, ante la indiferencia de cada día, en ocasiones, hasta la muerte; decimos: Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?

Ante nuestro sistema excluyente de salud que hace que los más pobres, les haga imposible tener acceso al sistema de salud, medicamentos, medicamentos de alto costo, tratamiento de enfermedades comunes y terminales; decimos: Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?

Ante los altos costos de la canasta básica, haciendo que la masa pobre tenga que hacer mal havares para salir a flote, decimos: Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?

5.- Diácono permanente Ángel Canó Sención

“Tengo sed”

“El grito de una sociedad que tiene grandes desafíos para seguir construyendo un verdadero espacio de convivencia social, pacífica y de progreso”.

“Tengo sed, es el clamor de un Dios que nos hace preguntarnos y dar una respuesta a la sed de muchos, es la súplica y necesidad de los más pobres, de los excluidos, de los pequeños inocentes, de los que se les ha negado la luz de este mundo promoviendo leyes que atentan contra el derecho a la vida, en los que se encuentran en estado de desarrollo silente y que hallan voz en aquella sed de Cristo en la Cruz”.

6.- Diácono permanente Blas Bonilla Morfe

“Todo está consumado”

“Nuestro país vive hoy momentos difíciles, los que enfrentamos día a día, desigualdades sociales, inseguridad ciudadana, alto costa de la vida, desempleo y otros más. Esta es una realidad difícil y en ocasiones, nos sentimos impotentes. Jesús nos llama hoy a orar, por estas situaciones actuales; nos llama a no perder la esperanza, a comprometernos aún más, a ser conscientes de que él estará siempre con nosotros, él nos lo ha prometido”.

“Todo está consumado, misión cumplida. Tú, padre de familia, ¿puedes decir misión cumplida?, Tú profesional en tu labor diaria, puedes decir, ¿Misión cumplida?, Tú, obispo, sacerdote y diácono, pueden decir a Jesús, ¿misión cumplida?, Tú empleado público, ministro del Gobierno, militares, senadores, diputados, pueden decir a Jesús, ¿misión cumplida?, Señor presidente de nuestro país, usted puede decirle a Jesús, ¿misión cumplida?

7.- Laica, doctora Ángela López

“Padre en tus manos encomiendo mi espíritu”

“Necesitamos desprendernos del mal espíritu que pretende reducir la historia humana al consumo compulsivo, al apego al dinero y a la obsesión al poder. Encomendemos a las manos del padre todo lo que nos preocupa hoy, la inseguridad ciudadana, la crisis climática, las niños y niños abusados sexualmente y de otras maneras, las mujeres maltratadas y asesinadas; pongamos en las manos del padre las víctimas del fuego de Salcedo, las víctimas de La Victoria, las elecciones de mayo, la política mal entendida, mal ejercita; pongamos en las manos de Jesús los mercaderes de la política, que nos están prometiendo un paraíso después de agosto, que no nos van a poder dar, y también pongamos en manos del Padre, a quienes nos quieren hacer creer que ya vivimos en ese paraíso”.   

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica