El venezolano Robert Suárez se convierte cerrador principal de los Padres de San Diego

SCOTTSDALE, Arizona.- Cuando el venezolano Robert Suárez firmó su contrato de cinco años y US$46 millones en noviembre del 2022, se convirtió en el cerrador principal de los Padres.

¿Ahora? Bueno, los Padres no lo están nombrando formalmente como su taponero. Pero el momento de Suárez en la parte trasera del bullpen de San Diego ha llegado.

Josh Hader firmó con Houston durante el invierno, despejando el camino para que Suárez cierre juegos en San Diego. Los Padres sumaron varias piezas al bullpen durante la temporada baja, incluyendo dos brazos con amplia experiencia cerrando: Yuki Matsui de Japón y Woo-Suk Go de Corea.

Pero todo indica que Suárez será el taponero principal del equipo para comenzar la temporada, y hasta ahora, el capataz Mike Shildt no ha dicho nada para refutar esa idea.

“Tiene las herramientas para lanzar al final de los juegos”, dijo Shildt. “Me encanta su actitud hacia ello… No lo hará más grande de lo que es. Eso es importante. El hecho de que es imperturbable es importante, y tiene las armas para respaldarlo. Todas esas cosas, realmente, son un buen elixir para cerrar un juego al final”.

La fórmula de los Padres para las ύltimas entradas lucirá un poco diferente que durante la temporada del 2023. Hader fue una de las armas de relevo más dominantes del béisbol, pero estaba fijo en el noveno inning y nunca lanzó más de una episodio.

A Suárez, por otro lado, se le ha pedido que saque cuatro outs. Además, parece que los Padres tienen previsto abordar el noveno inning de diferentes formas. Matsui, por ejemplo, es zurdo y tiene un splitter asombroso. Si su repertorio resulta ser mejor contra los bateadores que están por batear en el noveno, Suárez podría entrar en el octavo para enfrentarse a bateadores derechos.

“Está en manos del equipo decidir en qué situaciones quieren ponerme”, dijo Suárez. “Ya sean cuatro outs, octavo inning, noveno inning, mi trabajo es estar listo para lo que sea. Lo que decida el manager, eso depende de mí estar preparado”.

Después de firmar su contrato, la temporada 2023 de Suárez fue decepcionante. Se perdió toda la primera mitad de la campaña mientras se rehabilitaba de una lesión en el codo. Cuando regresó, tuvo dificultades y luego fue suspendido por 10 juegos en agosto por usar una sustancia externa.

No fue hasta el final de la campaña que comenzó a parecerse al preparador de mesa clave que fue durante su temporada de novato en el 2022. En 10 presentaciones tras regresar de la suspensión, tuvo una efectividad de 2.38.

“Eso ya pasó”, expresó Suárez. “Lo que sucedió el año pasado quedó atrás. Mi mentalidad está enfocada en esta temporada y en ayudar al equipo de cualquier manera que pueda”.

Suárez tuvo quizás su mejor actuación de la primavera el martes ya que ponchó a dos bateadores en un séptimo inning en blanco en la derrota de los Padres por 5-3 ante Arizona. Tiró casi exclusivamente rectas, con un cambio de velocidad mezclado. Esas son las principales armas de Suárez, aunque actualmente está experimentando con un lanzamiento rompiente, como suele hacer en la primavera, señalando: “Para eso es el entrenamiento, ¿verdad?”

Un arma adicional podría ayudar a Suárez al final de los partidos. Pero su actitud imperturbable es por lo que los Padres se sienten cómodos con él. Saben lo que puede hacer cuando las luces brillan más fuerte. Jugó un papel fundamental en las sorprendentes actuaciones de San Diego contra los Mets y los Dodgers durante los playoffs del 2022.

“Todo es cuestión de la mentalidad”, dijo Suárez. “Tener esa mentalidad para poder ejecutar, tener tu plan de juego y atacar. Lo que sea necesario para ejecutar en el noveno inning”.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica