Especialista exhorta a profesionales a estar claros que el periodismo es una profesión de servicios

Santo Domingo.-La veterana periodista española, Rosa María Calaf, consideró como pilares fundamentales para el desarrollo y avance de la sociedad la educación y la información.

“Una sociedad donde la información y la educación no tiene calidad, y esa calidad no pasa por la ética y la libertad difícilmente va a ser una sociedad sana que pueda trabajar en beneficio de sus ciudadanos”, expresó Calaf, corresponsal con más larga y variada trayectoria de TVE, con 25 años de carrera en el exterior.

Calaf, quien también es licenciada en derecho, exhortó a los participantes en el Diplomado de Periodismo Ético a estar claros en “que el periodismo es una profesión de servicios y el periodista no es más que un intermediario entre realidades”.

La capacitación es organizada por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo y de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, así como la Universidad Autónoma de Santo Domingo y el Colegio Dominicano de Periodistas.

Durante su participación virtual exhortó a los participantes en el diplomado a sentirse afortunados de tener en República Dominicana instituciones que promueven esta capacitación que aborda la ética.

El objetivo de la clase fue amplificar las miradas sobre la autonomía periodística y su articulación con la ética y la responsabilidad social.

Calaf definió sus inicios en el periodismo como difíciles, al referirse a la dictadura franquista y a una España conservadora, pero resaltó que encontró apoyo en su familia y en la empresa para la cual laboraba.

Se definió fundamentalmente como reportera, que le gusta pisar calle y hablar con las personas y los protagonistas a los que les suceden las cosas.

Al mismo tiempo vincular esas realidades exteriores con las interiores de su país que esa es la función del corresponsal, y sobretodo tratar de entender las mecánicas de los medios de producción para poder aprovechar al máximo las posibilidades que dan y tratar de reformar las dificultades que ponen.

Indicó que los periodistas que hacen cobertura en la calle tienen unas ventajas, unos activos para aprovechar y absolutas oportunidades, pero al mismo tiempo, precisó que tienen dificultades de estar en territorios ajenos, en culturas diferentes y a veces de conflicto e incluso de mucho peligro.“El manejar todos esos elementos enriquece la posibilidad profesional que tú tienes y sería imperdonable que como profesional no la aprovecharas”, manifestó la reportera.

La fundadora de la entidad Mujeres que Cuentan al Mundo, expresó que el periodista tiene una obligación extraordinaria de saber elegir y ser ese vehículo sin jamás poner una etiqueta y un halo a su alrededor de protagonismo.

“El periodista no es el protagonista”, enfatizó Calaf, al referirse a la inmediatez que sufre la información, que desvirtúa la importancia de los temas y mezcla y confunde, así como los parámetros que debe tener el periodista para no despistarse.

Entiende que el concepto primordial para la calidad de la información está en saber qué es lo que es informar, cuál es la obligación y en qué parámetros se está.

En ese sentido, expresó que la autonomía del periodista es clave, al tiempo de insistir que inició su carrera en los años de 1970 cuando España era una dictadura, la cual estaba caminando hacia el final y terminó cinco años después.

Calaf expresó que su labor periodística en esa época fue una excelente enseñanza para ella por el aprendizaje de la información entre líneas que le sirvió para captar esos recovecos por donde se puede entrar, lo cual fue extremadamente útil.

Hizo un recuento de su residencia en países de Europa, Estados Unidos, América del Sur, China, la Unión Soviética, en Corea del Norte y los países nórdicos con escenarios muy diversos.

Sostuvo que la autonomía del periodista depende mucho de donde esté ejerciendo la profesión y en las democracias está sujeta a los intereses mercantiles dominantes, que lamentablemente suelen marcar muchas veces los límites y que pueden acabar convirtiendo a los medios en elementos que al final más que de información acaban siendo de dominación y control social.

Calaf ha venido en dos ocasiones a República Dominicana a realizar coberturas. En la gestión del fenecido presidente don Antonio Guzmán Fernández con el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía de Espala. También a cubrir la visita del Papa Juan Pablo II.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica