Habitantes de Monte Grande amenazan huelgas y paros para enero; denuncian complejo habitacional retrasado y desconocen donde trabajarán la tierra

Monte Grande, Azua.- La presa de Monte Grande, el llamado metro del Sur, está muy avanzado, por lo que cada tres meses se anuncia fecha de entrega, lo que luego se cambia, sin embargo, podría encontrar la oposición de la comunidad que no sabe donde serían ubicados para trabajar la tierra y el proyecto habitacional luce lento, sobre todo en sus componentes.

El secretario de la Asociación de Campesinos de Monte Grande, Miguel Guzmán Florián, informó que ahora a comienzos de diciembre se iba a paralizar la construcción de la presa, pero que las autoridades se comprometieron a darles respuesta de sus demandas, lo que afirmó, no ha pasado.

“El proyecto veo que está en un 85% de construcción y para su terminación, se sigue trabajando, el muro está casi terminado. Ellos han puesto varias fechas, pusieron una para agosto, no les resultó, pusieron otra para diciembre y tampoco les resultó, ahora anunciaron que sería febrero, pero luego dijeron que no se puede, y luego informan que sería en marzo o abril, dijeron que en abril entregarían la presa”, precisó Guzmán Fabián.

Expresó que tiene la creencia de que las autoridades durarían un año más para entregar el proyecto de viviendas, de acuerdo a informaciones ofrecidas para el periódico Armario Libre impreso.

Hizo un llamado al presidente Luis Abinader y al director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), Olmedo Caba Romano, que si en lo que resta de diciembre no atienden la demanda de decenas de parceleros, a comienzos de enero se irán a la calle y paralizarán la construcción de la presa.

“Le estamos haciendo un llamado al director del Indrhi, Olmedo Caba Romano, y al presidente Luis Abinader, que recuerden los compromisos que tienen con la comunidad de Monte Grande, que en los meses de noviembre y diciembre se anunciaron varios paros, pero ellos para desmontarlos, se comprometieron a darnos respuesta rápida del componente económico y los pagos por daños ambientales y por la construcción de la obra”, informó el agricultor.

Guzmán Fabián demandó que todas las obras que involucra la presa de Monte Grande, deben ir a la par, para ser entregadas al mismo tiempo.

“Lo que estamos demandando es que queremos saber dónde están nuestras tierras, y donde está el proyecto agrícola, si de aquí a los primeros días de enero eso no está resuelto, la comunidad se está preparando para hacer paralizar la obra”, advirtió.

Guzmán Fabián es el presidente de la Asociación de Agricultores, secretario de la Asociación que trabaja en defensa de la comunidad y secretario de la Asociación de Agricultores Santa María. 

 “Nosotros lo que queremos es que vayan juntas las dos grandes obras, si no se termina una, pues no se termina ninguna, pero no podemos paralizar el proyecto de vivienda que está atrasado, nosotros si vamos a paralizar es la presa, y la mantendremos paralizada hasta que no se nos diga de la tierra y se le esté poniendo agua”, expresó.

Dijo que tenían una manifestación en la primera semana de diciembre, pero no la hicieron, porque las autoridades les prometieron entregarles el listado de parceleros y darles información sobre el proyecto agrícola definitivo.

En un recorrido de reporteros de Armario Libre por donde se construye la presa, se pudo comprobar que se trabaja de manera ardua, pero el habitacional donde se van a instalar los habitantes de cinco proyectos agrícolas, solo uno está prácticamente concluido.

“El proyecto habitacional de Monte Grande está lento, porque ahí solo están las casas hechas, trabajando en algunos servicios, no en todos, y trabajando lentamente, no con rapidez, no como para una obra que se está trabajando para entregarla”, consideró.

Informó que no se está trabajando en el play, los centros comunales, los parques, canchas, mientras a la escuela se le colocan los blocks en el segundo nivel, en tanto el acueducto del sector no está instalado, aunque está avanzado en un 60%.

Sostuvo que hay varias obras que tienen más de un 55% de construcción, pero las que les preocupa son aquellas que todavía no se han iniciado.

Dijo que hay dos barrios con las calles hechas, mientras se trabaja en las aceras y contenes a los otros, lo que considera, están bastante adelantadas.

“Lo que más nos está preocupando a nosotros es el proyecto agrícola, porque el proyecto agrícola todavía no está definido y ya mire que el muro está terminado y están poniendo fecha de entrega del proyecto, lo que tiene que ver con el embalse y el proyecto agrícola de los comunitarios no está definido, nosotros estamos en el limbo”, aseguró el productor agrícola.

Expresó que hay pueblos que han desaparecido, los que estaban ubicados en los alrededores del embalse.

Dijo que hace tres años y seis meses que no tienen agua para sembrar los predios agrícolas.

“Las comunidades de Los Guiros, San Simón, Monte Grande y La Meseta tienen aproximadamente 500 familias que han sido afectadas. En el proyecto habitacional, cada sector tiene un color, donde Monte Grande está en el rojo, San Simón en el verde, Los Guiros en el amarillo y La Meseta en el azul”, informó Guzmán Fabián.

Dijo que el proyecto habitacional tiene 390 viviendas, pero que hay gente que aún no sabe si será beneficiada con alguna vivienda.

Recordó que el proyecto tiene un levantamiento del 2013, pero que nueve años después, las personas que tenían 17 años hoy 26 años, por lo que se han casado y ya tienen casas propias.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica