Inician proyecto busca reinserción social de mujeres privadas de libertad

Santo Domingo.-La Procuraduría General de la República (PGR) inició un proyecto de capacitación dirigido a las mujeres que guardan prisión en los Centros de Corrección y Rehabilitación del Modelo de Gestión Penitenciaria.

La medida forma parte de los programas de rehabilitación y reinserción social para que cuando obtengan su libertad puedan reinsertarse al mercado laboral.

La PGR explicó que junto a la Universidad ISA, la Unión Europea, la Red de Agencias de Desarrollo Económico Local Dominicanas (ADELDOM) y Made in Carcere trabaja en la implementación del proyecto “Promoviendo derechos, fortaleciendo capacidades y creando oportunidades para la Integración de Mujeres Privadas de Libertad en la Sociedad Dominicana”.

Será implementado en el Centro de Corrección y Rehabilitación Femenino (CCR) de Baní, en la provincia Peravia, y en el CCR de Rafey y el CCR Abierto de Licey al Medio, ambos localizados en la provincia Santiago.

La institución informó que la iniciativa busca mejorar la calidad de vida de las internas a través del fortalecimiento de sus capacidades humanas y técnicas mediante programas impartidos por la Universidad ISA, que les permitan volver a la sociedad de manera digna, igualitaria, equitativa y progresiva.

El procurador general de la República, Jean Rodríguez, indicó que la idea del Plan de Humanización del Sistema Penitenciario no es solo acabar con el hacinamiento, sino que la prioridad es el programa de reinserción de los privados de libertad.

Dijo que para hacer posible esos programas es necesario crear la infraestructura que permita impartir esos programas, que contribuya con la implementación de todos los protocolos que fueron creados y que todo lo que se ha diseñado pueda ser ejecutado.

“El hecho de que estemos sentados aquí no es coincidencia, sino que es parte del plan que iniciamos originalmente y que viene a ser fortalecido y completado, ya que lograremos sus objetivos en la medida en que otros entes e instituciones se sumen y colaboran”, dijo.

De su lado, el embajador de la Unión Europea, Gianluca Grippa, consideró que un componente fundamental de Modelo Penitenciario es el de la reinserción social, aspecto que dijo en el presente proyecto adquiere relevancia, ya que se constituye en un elemento innovador que desarrolla acciones dirigida hacia la población mayormente vulnerable, como son las mujeres privadas de libertad.

Destacó que en los centros correccionales de mujeres las reclusas reciben atención en salud físico mental, asistencia social, así como programas de tratamiento para favorecer la reinserción.

Sin embargo, dijo que todavía existen oportunidades de mejoras, sobre todo, en la integración de programas integrales de formación que permitan devolver a la sociedad a personas con reducidas probabilidades de reincidencia.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica