La Fundación Sur Joven en Barahona celebra 20 años de trabajo a favor de niños, niñas, jóvenes y familias de alto riesgo en lugares vulnerables

BARAHONA.- Los Salesianos en Barahona celebró los 20  años de la Fundación Sur Joven, donde destacó el trabajo realizado a favor de los niños, adolescentes y jóvenes en los lugares de alto riesgo.

“Han sido dos décadas de dedicación y servicio a la comunidad, marcando un hito significativo en su misión de trabajar en favor de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y sus familias, especialmente aquellos en situaciones de alto riesgo”, informó el padre Almonte.

Destacó que la obra Salesianos Barahona ha sido un destello de luz, porque ha contribuido a hacer el sueño de Don Bosco, una realidad a través de la formación, acompañamiento y la tecnificación de miles de jóvenes que han transitado por los salones y espacios de la Fundación Sur Joven.

Explicó que, desde su fundación en el año 2003, la Fundación Sur Joven ha venido soñando y transformando vidas a través de las diversas ofertas formativas.

El padre Almonte, quien dirige a los Salesianos y la Fundación Sur Joven desde hace cierto tiempo, afirmó que la entidad es una institución que se ha convertido en un faro de esperanza y cambio positivo, comprometida con el bienestar de las comunidades vulnerables.

Los Salesianos y la Fundación Sur Joven operan en la escuela Cristo Rey, en la parte alta de Barahona, rodeada de barrios considerados vulnerables y peligrosos, por lo que el trabajo con los niños y jóvenes en diversas vertientes ha sido reconocido, ya que del centro educativo han salido muy buenos profesionales que hoy venden sus fuerzas de trabajo en distintas partes del mundo.

El padre Almonte, orgulloso del trabajo hecho con la juventud, dijo que Sur Joven ha desempeñado un papel vital en la promoción de la educación, la protección y el desarrollo integral de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, brindando apoyo a quienes más lo necesitan.

“Uno de los logros notables de la Fundación Sur Joven ha sido su enfoque integral, abordando no solo las necesidades básicas, sino también proporcionando capacitación técnico-profesional para empoderar a los jóvenes y sus familias”, destacó.

A lo largo de los años, Sur Joven ha impactado en Barahona positivamente a más de dos mil familias, transformando innumerables vidas a través de programas de formación que preparan a los participantes para un futuro sostenible.

“Hoy queremos seguir soñando y transformando muchas vidas en buenos cristianos y honrados ciudadanos, así como San Juan Bosco lo soñó en el oratorio de Valdocco”, precisó el padre Almonte.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica