La Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente y Recursos Naturales inspecciona las minas de extracción de agregados en Hato Mayor, SPM y otras provincias del Este

SAN PEDRO DE MACORÍS.- La Procuraduría Especializada para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (Proedemaren) realiza desde agosto operativos de inspección y fiscalización de minas de extracción de agregados no metálicos para la construcción, que operan en zonas cercanas a ríos en Hato Mayor, San Pedro de Macorís y otras provincias del Este y el nordeste del país.

Durante las inspecciones, los representantes del Ministerio Público exigen a los encargados de las minas los permisos ambientales, los planes de manejo de las plantas y de restauración de las zonas.

En caso de no presentar la documentación de inmediato, los propietarios quedan emplazados a llevarlas a las oficinas de Proedemaren.

La fiscalización abarcó, el pasado siete de septiembre, las minas ubicadas en el Batey Los Arados, dedicadas a extracción de caliche, con tres casos en los que no se presentaron los planes de manejo.

Los operativos fueron encabezados por los procuradores Porfirio Estévez, Rafael Morla Puello, y José Espinal Beato, acompañamiento de miembros del Ejército Nacional.

La Procuraduría Especializada, también ha visitado seis minas extractoras ubicadas en Quisqueya, Ramón Santana, en la carretera San Pedro- La Romana y otras localidades de la provincia San Pedro de Macorís.

En algunos casos, los operadores presentaron licencias otorgadas por el Ministerio de Medio Ambiente o aseguraron contar con ellas, por lo que fueron citados sus propietarios a depositar la documentación en Proedemaren.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica