La sobrepoblación de estrellas en San Diego obliga a los Padres salir de jugadores como Ha-Seon Kim o a Trent Grisham

SAN DIEGO.- Luego de firmar a Xander Bogaerts y a Matt Carpenter, además del regreso del dominicano Fernando Tatis Jr. en abril, los Padres podrían presentar una sobrepoblación en su roster de cara al 2023. Sin embargo, de acuerdo a un informe de Dennis Lin de The Athletic (se requiere suscripción), podría haber una solución para ese problema.

Presuntamente los Padres estarían considerando salir de Ha-Seon Kim o a Trent Grisham, para abrirle espacio a Bogaerts en el campo corto; una movida que obligaría mover a Tatis a los jardines de una manera más permanente.

Aunque se ubicó en el segundo lugar en Outs por Encima del Promedio entre los jardines (+17) y ganó su segundo Guante de Oro, Grisham vio disminuida su producción con el bate en el 2022 – bateó apenas .184/.284/.341 con 17 jonrones en 152 juegos. No será agente libre sino hasta después de la temporada del 2026.

Varios equipos han estado interesados en un patrullero central vía cambio en este receso de temporada, incluyendo a los Marlins, Rangers, Rojos, Medias Rojas y Rockies.

Además, según Lin, los Padres podrían estar interesados en el lanzador venezolano de Miami, Pablo López.

Kim vio acción en 150 juegos el año pasado, en los que promedió .251/.325/.383 con 11 bambinazos, ubicándose a su vez en el 95to percentil en Outs por Encima del Promedio.

Está entrando en tercer año de un contrato de cuatro y US$28 millones, que incluye una opción mutua por US$2 millones para la zafra del 2026.

En vez de un cambio, los Padres podrían decidir enviar a Kim a la intermedia y a Jake Croneworth a la inicial, con Carpenter ocupando un rol de bateador designado y emergente.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica