Los Azulejos de Toronto a la espera de un buen repunte en el 2024; sobre todo, batazos para impulsar y anotar carreras

TORONTO.- Los Azulejos de Toronto están a la espera de un buen repunte.

El equipo, que todavía está en busca del movimiento que definirá su invierno, probablemente se mantenga activo en el mercado de aquí a los entrenamientos primaverales.

Para esas alturas, el club también estará dando un vistazo a candidatos internos que están listos para recuperar la forma después de temporadas decepcionantes.

El año pasado, los lanzadores Yusei Kikuchi y el puertorriqueño José Berríos encabezaron esa lista. En esta ocasión, una sorprendente falta de ofensiva en el 2023 hace que el grupo incluya a más bateadores.

«Sentimos que el año pasado fue solo un leve tropiezo en cuanto a anotación de carreras se refiere», dijo el gerente general de los Azulejos, Ross Atkins, a principios de enero. «Fue atípico en los últimos cuatro años, y estamos optimistas. Ahora, dicho esto, no nos vamos a dormir con eso. Ahora, estamos enfocados en mejorar nuestro proceso».

Aquí están los candidatos a recuperarse que se beneficiarían más de un proceso mejorado en 2024.

El estándar es más alto para Guerrero que para la mayoría de los jugadores, así que después de una temporada en la que tuvo 26 jonrones y 94 carreras impulsadas, el primera base estelar de los Azulejos de Toronto buscará volver a su mejor forma este año.

Muchos de los problemas que tuvieron los Azulejos en el 2023 con su poder y a la hora de anotar carrera de poder se reflejaron en el rendimiento de Vladdy, ya que siguió golpeando la pelota en el suelo con mucha más frecuencia que elevándola, lo que resultó en algunos de los rodados más fuertes que se han visto en Grandes Ligas.

Afortunadamente para el dominicano, que en el 2022 terminó en el segundo lugar en la votación para Jugador Más Valioso de la Liga Americana, hay espacio, y oportunidad, para mejorar.

«Lo interesante acerca de [Vladdy] y algunos de sus datos de bolas bateadas, hay cosas realmente positivas sobre Vladdy y sobre el rendimiento del año pasado», dijo Atkins. «Simplemente no cumplieron con sus expectativas. … Seguiremos removiendo esa capa y personalizándolo más para él».

Si los Blue Jays realmente pueden trabajar con Guerrero en cómo comunicar y aplicar mejor su estrategia, existe una muy buena probabilidad de que tenga mejores resultados en 2024. Se espera en gran medida que lo haga, según las proyecciones de ZiPS de FanGraphs.

Todo comienza con cosas emocionantes. Se proyecta que Guerrero conectará 31 cuadrangulares la próxima temporada, en comparación con los 26 que empalmó el año pasado. Eso sería indicio de ajustes en el ángulo de salida lo que ha sido tema conversación  desde que el quisqueyano llegó a las Grandes Ligas.

Pero esas posibles modificaciones resultarían en mucho más que un total de bambinazos más alto. Para un bateador como Vlad, que se ubica en el 91er percentil de la velocidad de salida, elevar la bola con más frecuencia significa más oportunidades prolíficas para impulsar carreras. Eso comienza a explicar por qué ZiPS proyecta que Guerrero superará las 100 carreras impulsadas por primera vez desde su  gran temporada  2021.

El poder aislado de Guerrero (ISO) – una estadística que mide el poder bruto de un jugador basándose únicamente en hits de extra base – se proyecta como el más alto para cualquier jugador de los Azulejos, en .214. Comparado con su marca de .179 la temporada pasada, se hace un poco más fácil ver cuánto puede mejorar Guerrero.

Las proyecciones actuales aún no lo ponen a la par del 2021, pero los Azulejos aceptarían con gusto una posible temporada de 100 carreras impulsadas de su inicialista de lujo.

El haber llegado tarde a los campamentos del año pasado a causa del nacimiento de su hija contribuyó a los problemas que tuvo el mexicano durante la temporada, por lo que ahora tendrá la motivación de retomar su forma. Las habilidades ofensivas que llevaron al careta a ser convocado al Juego de Estrellas y ganar el Bate de Plata en el 2022 no se vieron en la campaña anterior.

Luego de un sólido mes de abril, el oriundo de Tijuana terminó el año con promedios de .250/.334/.358, ocho jonrones y un OPS+ por debajo del promedio de 93 en 123 juegos – muy lejos de lo hecho un año antes, cuando bateó .285/.372/.415, empalmó 14 cañonazos y dejó OPS+ de 112 en 139 choques. Sus números de batazos de fuerza cayeron y tuvo problemas elevando la bola – una mala combinación para uno de los corredores más lentos del deporte.

Entonces, ¿cuál es el verdadero Kirk? La respuesta podría estar más inclinada a la versión del 2022. De acuerdo a ZiPS, el receptor de 25 años probablemente esté a las puertas de ver mejores resultados en el plato y de aumentar su poder. El promedio de bateo proyectado de Kirk de .263 va acorde a lo hecho durante su carrera, y si puede acercarse al OPS+ esperado de 109, los Azulejos estarán mucho mejor.

Un aspecto que se mantuvo consistente en medio de los problemas fue la disciplina mostrada por Kirk – se ponchó 45 veces y recibió 42 boletos el año pasado. Eso, junto a una pequeña mejoría, y el mexicano estaría retomando el camino en el 2024.

Daulton Varsho

En vez de comparar a Varsho con el venezolano Gabriel Moreno, ¿por qué no compararlo con él mismo?

La preciada adquisición del invierno pasado no pudo estar a la altura de las expectativas en su primer año con los Azulejos. El patrullero de 27 años se vio afectado con los pitcheos de velocidad, impidiéndole hacer contacto de calidad y halar la bola hacia su banda – siendo esa su carta de presentación desde su llegada a las Mayores.

Además, tuvo muchos más problemas en casa que en la ruta. El cañonero pegó 12 de sus 20 jonrones fuera de Toronto y produjo a un nivel más alto en la carretera.

Luego de un año completo en el Rogers Centre, Varsho podría acortar esa brecha y conseguir ser más consistente con los Azulejos.

La proyección de poder aislado (ISO, por sus siglas en inglés) lo tienen mejorando de .169 el año pasado a .214 en el 2024, según ZiPS, lo que quiere decir que Varsho debe volver a dar macetazos de una manera más consistente.

Pero ese es apenas el comienzo. Para un bateador como Varsho, un ISO mejorado significa aumentar sus números ofensivos en general. Añadan eso a su defensa de los jardines – que se mantuvo eficiente el año  pasado – y nadie se acordará mucho del cambio con el que lo adquirieron hace dos diciembres.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica