Los Filis confiados en recuperar status frente a los Bravos de Atlanta que vinieron de atrás el lunes para ganar primero en Filadelfia

FILADELFIA — Si toman en cuenta los antecedentes, tal vez haya razones suficientes para que los Filis crean que están en la misma situación alentadora que el año pasado.

Ganaron en el primer juego en Atlanta, y perdieron el segundo.

En 2022, Filadelfia regresó a casa empatado 1-1 en la serie divisional de la Liga Nacional, misma situación esta temporada. Cerraron con un par de victorias apoyados por una estruendosa afición en casa.

Pero sí se observa desde el punto de vista de quienes creen en el impulso dejado por una vibrante victoria en el más reciente partido para afrontar el tercer duelo el miércoles, entonces los Bravos simplemente son el equipo a vencer.

Un día después de derrumbarse en el segundo duelo, con un puñado de Filis se ejercitándose en el Citizens Bank Park, aún se seguía desmenuzando la inconcebible secuencia que privó al equipo quedar a un paso de barrer la serie.

¿Cómo fue que el as Zack Wheeler llevó un posible juego sin hit con una ventaja de 4-0 a la sexta entrada, para luego dar paso al colapso al tolerar un jonrón de dos carreras de Travis d’Arnaud en la séptima?

¿Cómo los Filis dejaron 11 corredores varados en base?

¿Qué puede decirse sobre el recorrido de bases de Bryce Harper? El dos veces Jugador Más Valioso de la Liga Nacional cometió un error costoso cuando rebasó la segunda base y finalmente fue sacado out en primera. La gran atrapada de Michael Harris II, y la presencia de un alerta Austin Riley para recuperar la pelota en el cuadro interior y lanzar a la inicial para sellar el triunfo de 5-4 de los Bravos, empatando la serie a un triunfo por bando.

Esos fueron tan solo los puntos principales.

La defensa de Trea Turner, el manejo del cuerpo de lanzadores por parte del mánager Rob Thomson, y más estaban entre las detonantes del fiasco de los últimos innings en Atlanta.

Los Filis dijeron lo correcto en su camerino tras el segundo partido. Thomson y Aaron Nola – el abridor del tercero — insistieron que las sensaciones son positivas en Filadelfia, especialmente con un necesitado día libre para reagruparse.

“Este es un equipo fuerte y tenaz”, dijo Thomson el martes. “No espero menos de estos chicos que saldrán mañana a recuperarse de esto”.

Los Filis tienen foja de 24-11 en juegos de postemporada en el Citizens Bank Park, el porcentaje de victorias más alto para cualquier equipo en cualquier estadio con al menos 20 juegos. Los Filis perdieron 2-0 en el segundo partido en Atlanta la temporada pasada, luego ganaron el tercer y cuarto juego de la serie divisional frente a una estridente fanaticada que hizo temblar a los Bravos.

“Es el lugar más loco en el que he estado, seguro lo es”, dijo el mánager de los Bravos Brian Snitker. “Quizás haya algunos jugadores que no hayan experimentado eso hasta que lleguen ahí. Estoy seguro de que estos muchachos están hablando sobre eso. Pero en gran parte creo que cuando has pasado por lo que han pasado estos muchachos, sabes que es algo que los enciende”.

Los resultados de la temporada pasada son un bonito recuerdo para los Filis.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica