Médico ultrajado, humillado y maltratado identifica cabo y sargento quienes lo apresaron; denuncia patrulla PN lo persiguió con luces apagadas

Santo Domingo.- El doctor Noel Antonio Gómez Ferreira, se querelló e identificó como un sargento y un cabo de la Policía Nacional, quienes lo humillaron, ultrajaron y violentaron sus derechos, la noche del domingo cuando regresaba a su hogar.

Acusó al sargento, José Eduardo Cruz Rosa, y al cabo, Jefry Alonso Taveras Monegro, de perseguirlo desde la autopista Duarte, hasta el residencial Los Álamos, con las luces de la unidad de la Policía Nacional, apagadas.

Según la denuncia depositada por ante el departamento de Investigaciones de la Policía Nacional, Gómez Ferreira, dijo que trabaja en el Homs de Santiago, pero que los dos agentes no le hicieron caso.

El incidente, ocurrió, el pasado domingo, aproximadamente a las nueve de la noche, cuando el médico, autorizado a transitar en medio de toque de queda, se dirigía a su residencia, ubicada en el residencial Mira Mar I, Los Álamos, Santiago.

“…momentos en que me desplazaba en mi vehículo por la autopista Duarte, antes de llegar a la fortalece, observé un vehículo que venía detrás de mí con las luces apagadas, por lo que aumenté la marcha del vehículo,   más adelante, giré a la izquierda, en dirección a la calle Blanca, al mirar por el retrovisor, visualizo que aún venía detrás de mí, por lo que decidí no abrir el portón del residencial y continúo la marcha, y al girar más adelante, me percaté que dicho vehículo era una unidad de la Policía Nacional, con las luces apagadas”, informó el cardiólogo de Santiago.

Explicó que decidió no seguir dando vueltas en el sector, pero cuando se disponía abrir el portón eléctrico del residencial, la patrulla se le coloca delante, donde es apresado de manera violenta.

“La unidad me cierra el paso con las luces apagadas, rápidamente se desmonta el conductor y se dirige hacia mí, bajo el cristal y le expreso que soy médico y trabajo en el Homs, me solicita que baje del vehículo, porque ellos me estaban dando seguimiento, por lo que les dije, que si me hubieran hecho cambios de luces o encendido las centellas, yo me hubiese detenido, y les explico que resido en ese residencial”, continuó narrando el doctor Gómez Ferreira.

Es ahí, según el galeno, que los agentes le piden que se ponga de espaldas, lo esposan y le aprietan los grilletes, dijo, lo que le causa moretones en ambos brazos, y lo lanzan a la cama de la camioneta como un saco de papas.

Gómez Ferreira, cardiólogo del hospital Homs, dijo que los agentes policiales pretendían llevarlo preso en su propio vehículo, a lo que negó.

El apresamiento aparatoso del galeno está grabado en las cámaras del residencial donde reside, por lo que la acción policial, fue condenada por el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Waldo Ariel Suero, quien este martes realizará una asamblea para fijar una posición por los maltratos de los galenos en tiempos de toque de queda.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica