Nueve chinos muertos durante el ataque a una mina en África

Hombres armados atacaron una mina de oro administrada por China en la República Centroafricana, matando a nueve ciudadanos chinos e hiriendo a otros dos, informaron autoridades.

Algunos culparon del hecho a una coalición rebelde local, pero la agrupación dijo, sin proveer evidencias, que se trató de mercenarios rusos del Grupo Wagner.

El ataque ocurrió el domingo, pocos días después de que hombres armados secuestraron a tres ciudadanos chinos en el oeste del país cerca de Camerún. Ello llevó al presidente Faustin Archange Touadera a planear un viaje a China para calmar a inversionistas.

El hecho en la mina de oro Chimbolo comenzó a eso de las 5:00 de la madrugada, cuando los asaltantes sometieron a los guardias y abrieron fuego, informó Abel Matipata, alcalde del poblado local de Bambari, a unos 25 kilómetros (16 millas) de distancia. Apenas unos días antes había sido la inauguración de la mina, añadió.

Los cuerpos de las víctimas fueron llevados a la capital, Bangui, el domingo más tarde. Las autoridades locales dijeron que están persiguiendo a los atacantes, pero no dieron más detalles. Los habitantes locales dijeron que el hecho socava la confianza en las fuerzas de seguridad.

Nadie se atribuyó el hecho de inmediato, pero hubo sospechas de que se trató de la Coalición de Patriotas para el Cambio (CPC) que actúa en el área y con regularidad ataca a las fuerzas armadas del país. La alianza de grupos rebeldes está alineada con el ex presidente Francois Bozize.

El portavoz de la CPC, Mamadou Koura, dijo sin embargo que las acusaciones son falsas. Aseguró sin dar evidencia que mercenarios rusos planificaron el ataque “con el objetivo de ahuyentar a los chinos, que están presentes mucho antes de que los rusos vinieron a esta parte del país”.

El opaco grupo de mercenarios rusos fue contratado por Touadera para proveer seguridad y entrenamiento, pero ha sido acusado por observadores de la ONU de perpetrar violaciones de derechos humanos incluyendo masacres.

La República Centroafricana es uno de los países más pobres del mundo a pesar de sus riquezas minerales, con oro y diamantes. Gran cantidad de grupos rebeldes han operado impunemente en la zona en años recientes, frustrando las actividades mineras planificadas por compañías extranjeras.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica