Pedro Sánchez anuncia un nuevo paquete de medidas para aliviar la crisis en España

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha comparecido este martes después de la celebración del último Consejo de Ministros de este año, en el que se ha aprobado un nuevo paquete de medidas anticrisis, el sexto desde que comenzó el conflicto en Ucrania.

En primer lugar se han extendido el grueso de las medidas de protección contenidas en los reales decretos de marzo y junio.

Entre ellas se encuentra la prórroga por otros seis meses de las rebajas impositivas de la electricidad y el gas, de la suspensión de desahucios y lanzamientos hipotecarios para hogares vulnerables, la prórroga de seis meses de los contratos de alquiler que expiren próximamente y el aumento del 15 % del ingreso mínimo vital y las pensiones no contributivas también durante otro semestre.

Eliminación del IVA de todos los alimentos de primera necesidad
Sobre las nuevas medidas aprobadas este martes, Sánchez ha comenzado por aquellas destinadas a aliviar a las familias. Así, ha anunciado la rebaja durante seis meses del IVA de los alimentos de primera necesidad del 4 % al 0 % y del 10 % al 5 % para el aceite y la pasta.

Además, se ha aprobado una ayuda de 200 euros para las familias con rentas de menos de 27.000 euros para compensar los precios de los alimentos. Una medida que el presidente español ha estimado que beneficiará a más de 4,2 millones de familias.

También se han establecido líneas de ayuda a los productores para compensar el aumento de pecio de los fertilizantes. En este ámbito Sánchez ha asegurado que se legislará para obligar a que las rebajas de IVA se trasladen obligatoria e inmediatamente a los alimentos.

El segundo eje de las nuevas medidas se centra en el ámbito del transporte. El Gobierno ha decidido finalizar la bonificación general al combustible de 20 céntimos por litro adoptada en junio, ante la bajada que está experimentando el precio de la gasolina y el gasoil. Sin embargo, ha aprobado subsidios de este tipo especialmente dirigidas a colectivos como los transportistas o pescadores, siempre en el ámbito profesional.

Sánchez ha informado de que se mantienen las ayudas directas a los abono transportes del 30 % en aquellos territorios en los que los gobiernos regionales se comprometan a complementar el descuento hasta el 50 %. También se mantiene la gratuidad del transporte ferroviario de media y larga distancia dependiente del Gobierno.

El tercer eje son ayudas directas a los sectores de la industria intensivas en el uso del gas, donde Sánchez ha citado directamente en sector de la cerámica y subsidiarios, al que se dedicarán 450 millones de uros, además de otros 500 millones en otra línea paralela. A estas cifras se sumarán las del nuevo plan estratégico para la descarbonización industrial que estará dotado de un presupuesto de 3.500 millones de euros.

En cuarto lugar, el presidente español ha referido una nueva norma para paliar la difícil situación con déficit de personal que está atravesando en todo el país la Atención Primaria sanitaria. Una nueva jubilación activa mejorada permitirá que los profesionales sanitarios puedan continuar durante los próximos tres años compatibilizando el 75 % de su pensión con el servicio activo a media jornada.

Balance del ejercicio
Pedro Sánchez ha aprovechado su comparecencia, como ha sido habitual a lo largo de toda su legislatura al final de cada semestre, para realizar un balance de la gestión de su Gobierno del último ejercicio.

Tras hacer referencia a la pandemia de coronavirus, que poco a poco el país ha dejado atrás, y recordar a Araceli, la octogenaria que hace hoy justo dos años que fue la primera persona en ser vacunada contra el coronavirus en el país, Sánchez ha hablado de las dos líneas de su trabajo al frente del Gobierno: la europea y la nacional.

Sobre la primera, ha dicho que España ha defendido incluso desde antes del conflicto en Ucrania la intervención del mercado energético que, según su opinión, ya entonces no estaba funcionando.

Además, Sánchez ha sostenido que junto con el marco europeo, en la respuesta nacional «desde el primer minuto» el Gobierno se comprometió a proteger a la mayoría del país y ha destacado que ha destinado más 25.000 millones de euros, a los que se tienen que sumar más de 10.000 millones aprobados esta jornada.

Según Sánchez, a pesar del difícil contexto internacional y de una oposición instalada en el bloqueo, «el resultado es un país con la menor inflación de la eurozona, que disfruta del nivel de crecimiento mayor del entorno y con niveles de empleo desconocidos desde hace 15 años».

Pedro Sánchez ha querido mandar varios mensajes de esperanza: «Con cada crisis somos más conscientes aún de que España crece ante la adversidad, y más que crecerá cuando el viento sople a favor», ha dicho antes de resumir este último ejercicio como «avanzar y proteger».

«Avanzamos y protegimos durante la pandemia cuando protegimos a trabajadores, a las empresas y a las familias con el mayor escudo protector de nuestra democracia. Hoy ese mismo compromiso justifica los seis paquetes de respuesta», ha mantenido el presidente.

El mandatario ha sacado pecho sobre que las medidas adoptadas han conseguido doblegar la inflación como ningún otro país del entorno, con un 6,8 % frente a la media del 11,1 % de la Unión Europea.

También ha dicho que su labor de gobierno se ha dirigido a tres ejes: proteger a la clase media, trabajadores y tejido productivo; repartir la carga de la crisis de forma equitativa; y finalmente aumentar la soberanía energética española, extendiendo las energías renovables y limitando el precio del gas.

Sobre el primero de los ejes, la protección, ha glosado las medidas tomadas en los últimos meses: la rebaja de impuestos a la electricidad y el gas, la extensión bono social eléctrico, la creación de la tarifa de último recurso para calderas comunitarias: la bonificación de 20 céntimos por litro de combustible; la gratuidad de abonos de media y larga distancia: el refuerzo de becas estudiantiles; la limitación de la subida de precios al alquiler; los complementos al ingreso mínimo vital; o las ayudas para sectores directamente implicados en la subida de los precios.

En el segundo de los ejes, el reparto equitativo, ha señalado que su Gobierno ha rebajado los impuestos a la clase media y trabajadores y el IVA de las factura de gas y electricidad, mientras que ha pedido un esfuerzo a quien más tiene con subida de impuestos a rentas de más de 200.000 euros y nuevos impuestos a eléctricas y grandes fortunas, entre otros.

Igualmente Sánchez ha sacado pecho de la conocida como ‘solución ibérica’ para reducir el precio de la electricidad, de la que ha dicho que muchos países europeos piden ahora su importación.

También ha señalado que la compra conjunta de gas por parte de los europeos y la aceleración y extensión de las energías renovables, recientemente aprobadas en Bruselas, son propuestas que incluso antes del conflicto ucraniano el Gobierno de España ya venía defendiendo en Bruselas.

A este respecto, ha señalado que en los últimos seis meses el precio medio de la electricidad en España se ha situado un 59 % por debajo de Francia y un 63 % inferior al de Italia, lo que ha supuesto una ventaja competitiva para la economía española.

Estima que el ahorro para el conjunto del país es de 4.000 millones de euros, y de 150 euros de media anual en la factura de la electricidad en cada hogar.

También ha presumido de la reforma laboral que su Ejecutivo puso en marcha a principios de año, que, en su opinión, ha propiciado la reducción de la tasa de paro hasta el nivel más bajo desde 2008, al 12,7 %, y la reducción de la temporalidad en el empleo de los jóvenes en casi 30 puntos, recalcando que ha sido posible con el acuerdo entre empresarios y sindicatos.

Un diálogo social que el presidente sostiene que está también detrás de tres avances significativos: la reforma del sistema de cotización de los trabajadores autónomos, que permitirá mejorar su acceso a prestaciones sociales; la equiparación de las condiciones laborales de las empleadas del hogar; y a la vuelta al Pacto de Toledo que liga la revalorización de las pensiones al aumento del coste de la vida.

Optimismo económico
Sánchez ha hablado también sobre las perspectivas de crecimiento de la economía española, sosteniendo que es probable que se termine el año con un crecimiento más alto del esperado, superando el 5 % del PIB, cifra muy superior de los grandes países del entorno.

Ha agregado que se están cumpliendo las reglas de consolidación fiscal y los compromisos de reducción de déficit y deuda pública y que se espera que en 2023 el país también crezca por encima de la media de los países europeos.

«En ese contexto quiero reiterar una certeza y es que ante cualquier escenario el Ejecutivo va a seguir tomando todas las medidas que sean necesarias para proteger a la gente», ha apuntado Sánchez.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica