Raimel Tapia, Colorado, trabaja para que bache sea menos prolongado

DENVER – Cuando Raimel Tapia estuvo hundido en un bache durante la última gira de los Rockies, el capataz Bud Black señaló que la estrategia del dominicano debía ser esforzar menos y no enloquecerse en las jaulas de bateo.

Tapia también sabía que necesitaba relajarse. Esa gira comenzó en Nueva York, donde muchos jugadores dominicanos tienen amigos y familiares. En la Gran Manzana, Tapia pudo compartir con su hermano mayor, Antonio Linares.

¿Cómo alejarse del béisbol de esta manera?

Estamos hablando de una familia a la que le encanta el deporte del bate y la bola. Linares jugó en la organización de los Filis antes de que naciera Tapia y Tapia usa el número 15 en su honor. Otro hermano de Tapia, Rafael, militó en el sistema de los Orioles y un tercero, José Lineras, jugó a nivel profesional en la República Dominicana.

Cuando Tapia estuvo de visita en Nueva York la semana pasada, él y su hermano entendieron que, aunque disfrutan hablar de pelota, el jardinero de Colorado necesitaba otra cosa.

“Siempre me está esperando cuando vamos a Nueva York y New Jersey”, dijo Tapia. “Hablamos un poco de bateo, un poco de béisbol. Me deja saber lo que piensa. Pero fue más bien estar en familia y pasarla bien”.

El bache de Tapia continuó cuando los Rockies estuvieron en Pittsburgh. Pero si los instintos del quisqueyano son correctos, vienen tiempos mejores.

En la victoria de los Rockies por 6-3 sobre los Rangers el miércoles, Tapia conectó dos dobles y produjo tres carreras. Antes de dicho partido se había ido de 73-11 con 15 ponches en sus 20 juegos anteriores. El quisqueyano ha tenido dificultades en otros momentos de su carrera, pero eso fue cuando era un jugador de medio tiempo con turnos al bate ocasionales. Su promedio de .321 el año pasado le permitió afianzarse como titular y lo puso a soñar en un título de bateo.

El 3 de mayo, Tapia bateaba .320. Llegó al viernes con promedio de .270.

Black tenía razón de que Tapia no necesitaba desesperarse. Y visitar a su hermano, la persona que mejor conoce su juego, le hizo recordar a Tapia quién es como bateador.

“Ojalá ése haya sido el punto más bajo para ‘Tap’ y pueda recuperarse para llegar a donde lo creemos capaz de llegar”, dijo Black.

El ascenso quizás haya empezado con una reunión familiar.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica