Representantes de la Unión Europea y de instituciones de República Dominicana analizan acuerdo

Santo Domingo.-La Unión Europea y la República Dominicana, realizaron el XIII Diálogo Político entre en el acuerdo de Cotonú firmado en el 2000, el cual establece un marco político, económico y de ayuda al desarrollo para las relaciones entre la Unión Europea y los países de África, del Caribe y del Pacífico (ACP).

Dicho encuentro fue presidido por Roberto Álvarez, Ministro de Relaciones Exteriores de la República Dominicana, y Javier Niño Pérez, Director para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior, en representación de la Unión Europea.

El director Javier Niño Pérez estuvo acompañado por la Jefa de División México, Centroamérica y el Caribe, Katja Afheldt; por el Embajador Gianluca Grippa, Jefe de la Delegación de la Unión Europea en el país; así como por los excelentísimos señores Embajadores Alejandro Abellán, del Reino de España; Andrea Canepari, de la República Italiana; Annemieke Verrijp, del Reino de los Países Bajos; Eric Fournier, de la República Francesa; y Katrin Werdermann, encargada de Negocios, de la Embajada de la República Federal de Alemania en la República Dominicana y María Luisa Benitez-Donoso, Segunda Jefatura de la Delegación de la Unión Europea en el país.

Por otro lado, la delegación de la República Dominicana que acompañó al canciller Álvarez estuvo compuesta por el doctor Daniel Rivera, ministro de Salud Pública; Max Puig, vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional de Cambio Climático y Mecanismos de Desarrollo Limpio; Olaya Dotel, viceministra de cooperación Internacional del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) y Ordenadora Nacional de los Fondos Europeos para el Desarrollo.

También, el embajador José Julio Gómez, Viceministro de Política Exterior Bilateral; Embajador Hugo Rivera, Viceministro de Asuntos Económicos y Cooperación Internacional; Embajador Jatzel Román, Viceministro de Asuntos Consulares y Migratorios; María Fernanda Ortega, Directora de Organismos Internacionales, en representación del Viceministro de Política Exterior Multilateral, Rubén Silié; y Heidy Berroa, Directora de Relaciones con Europa.

La reunión se caracterizó por un diálogo sincero y constructivo, que sirvió para reafirmar los históricos lazos de amistad y fraternidad que han servido de base para las relaciones diplomáticas entre la República Dominicana y la Unión Europea, en el marco de un compromiso mutuo con los valores de la democracia, el respeto a los derechos humanos, la protección del medio ambiente y la importancia de la cooperación para afrontar en conjunto los retos actuales.

Se abordaron los avances impulsados por el Gobierno Dominicano, el Plan Nacional de Vacunación, los programas de reactivación económica y el Plan Nacional de los Derechos Humanos, respectivamente.

El Canciller Álvarez destacó la importancia de los derechos humanos como eje fundamental de la política exterior dominicana, y su compromiso personal e institucional en esta materia. Por su parte, la Unión Europea detalló los más recientes avances y discusiones en Europa en torno a la lucha contra la Covid-19 y el certificado digital de vacunación.

Ante el avance de la Covid-19, ambas delegaciones reiteraron la necesidad de encontrar soluciones innovadoras, solidarias e inclusivas para mejorar la capacidad de respuesta ante la pandemia. Reconocieron, además, la pertinencia de las iniciativas nacionales e internacionales para garantizar un acceso equitativo a las vacunas contra el coronavirus.

Asimismo, las partes intercambiaron puntos de vista sobre el recién finalizado proceso de negociación del nuevo marco financiero plurianual 2021-2027 de la Unión Europea, en particular, su capítulo sobre acción externa y las relaciones entre la República Dominicana y Haití.

De igual manera, las partes aprovecharon el encuentro de alto nivel para realizar un repaso general del estado de las relaciones bilaterales.

En este tenor, el canciller Álvarez resaltó la importancia que reviste para la República Dominicana, el proyecto de exención del visado Schengen para estadías de corta duración para ciudadanos dominicanos pues permitiría ampliar y diversificar las exportaciones de servicios en el marco de los compromisos y preferencias estipulados en el Acuerdo de Asociación Económica.

En este orden, el canciller Álvarez manifestó el interés de promover un aprovechamiento más balanceado del potencial comercial y de inversión que representa el Acuerdo de Asociación Económica, como herramienta para apoyar una recuperación económica post Covid más sostenible e inclusiva de sectores productivos de ambas partes.

En este orden, abogó por un diseñar e implementar mecanismos que permitan a los exportadores dominicanos cumplir con los requerimientos técnicos para la entrada de sus productos al mercado europeo.

Mientras, el director Javier Niño Pérez, expuso los retos, desafíos y oportunidades que representa el futuro post Cotonú para los Estados de África, del Caribe y del Pacífico (ACP); así como los excelentes vínculos de cooperación económica entre la República Dominicana y la Unión Europea.

Ambas delegaciones ponderaron la eficacia del multilateralismo y la cooperación internacional para el desarrollo, priorizando el diálogo y la mutua colaboración en favor de la prosperidad y el bienestar de nuestros pueblos.

Esta reunión fue el escenario idóneo para reiterar la solicitud de apoyo mutuo a las candidaturas presentadas por la República Dominicana y los Estados Miembros de la Unión Europea en los diferentes organismos internacionales.

En este sentido, la República Dominicana expresó su interés en construir una agenda bilateral de futuro con Haití, en el marco de un ejercicio de corresponsabilidad, caracterizado por el respeto a la soberanía, el principio de la libre determinación de los pueblos y la buena vecindad entre ambas naciones.

Para lograr este objetivo, estimó como fundamental el apoyo y el acompañamiento permanente de la Unión Europea, los organismos multilaterales y otros actores de la comunidad internacional.

Ambas partes expresaron además, su preocupación por la grave situación humanitaria, y el deterioro de la democracia y los derechos humanos en Venezuela, en la misma medida en que manifestaron su buena voluntad de seguir participando en la articulación de los esfuerzos internacionales necesarios para garantizar una solución pacífica y negociada a la profunda crisis que atraviesa ese hermano país.

El encuentro transcurrió en un ambiente de cordialidad y constituyó una excelente ocasión para reforzar las excelentes relaciones de amistad y cooperación entre la República Dominicana, la Unión Europea y sus Estados miembros.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica