Robinson Canó, uno de los peloteros más queridos hace temporadas, es dejado libre por su segundo equipo GL en poco tiempo

SAN DIEGO.- A menos de tres semanas de su llegada a San Diego, el capítulo del dominicano Robinson Canó con los Padres ha llegado a su fin.

El club envió a Canó a Triple-A El Paso el jueves, pero el quisqueyano rechazó la petición del equipo, convirtiéndose de inmediato en agente libre.

Para reemplazarlo en el roster, los Padres ascendieron al también dominicano Nomar Mazara.

Designado para asignación por los Mets el 2 de mayo y dejado libre unos días después, Canó firmó con los Padres el 13 de mayo. El club esperaba que el ocho veces convocado al Juego de Estrellas pudiera, al menos, contribuir a la ofensiva ante los lanzadores derechos. Sin embargo, en 12 partidos, el oriundo de San Pedro de Macorís bateó .091/.118/.091, negoció una base por bolas y se ponchó 10 veces.

A comienzos de campaña, Canó bateó .195/.233/.268 en 12 encuentros con los Mets, equipo que le debía cerca de US$40 millones del contrato de 10 años y US$240 millones que firmó en con los Marineros en el invierno del 2013-14.

Si éste es el final de la carrera de Canó, el intermedista terminaría con un promedio de por vida de .301/.351/.489 y 335 cuadrangulares.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica