Un tórrido inicia de carrera en NY del dominicano Jasson Domínguez tendrá que esperar a mitad del 2024 para ver como vuelve con los Yankees

NUEVA YORK.- Empezando el último mes de una temporada para el olvido en el Bronx, los Yankees sí contaron con una brillante inyección de entusiasmo en septiembre del año pasado cuando su cotizado prospecto, Jasson Domínguez, conectó cuatro jonrones en sus primeros siete partidos de Grandes Ligas.

El dominicano hizo historia a sus 20 años, siendo el Yankee más joven en disparar cuadrangular en su debut en las Mayores, el más joven de MLB en hacerlo en su misma primera visita al plato y el primero con cuatro vuelacercas en sus primeros seis juegos como ligamayorista.

Sin embargo, esa emoción se detuvo tras ocho encuentros de Domínguez, quien al final se sometió a una cirugía Tommy John en el codo derecho que lo mantendría fuera de acción hasta mediados del 2024. Pero el tórrido inicio del jardinero y bateador ambidextro fue justo lo que tenían años esperando los fanáticos de los Yankees, desde que Domínguez se convirtió en uno de los prospectos internacionales más famosas de la historia en el 2019 al firmar por 5.4 millones.

“Gracias a Dios, lo que yo pude hacer en esos ocho juegos… definitivamente, es como estar en otro mundo, otra experiencia”, dijo el toletero.

Lo que muchos pueden olvidar es que el 2023 no empezó del todo bien para Domínguez, quien se encontraba en su primera intervención prolongada en Doble-A. De hecho, el quisqueyano llegó a la mitad de la campaña bateando .204/.345/.346 en dicho nivel. Incluso, “El Marciano” llegó a pensar que el año ya estaba perdido.

“No me fue bien en la primera mitad”, recordó Domínguez esta semana. “Ya para el principio de la segunda, básicamente me puse en mi cabeza, ‘Bueno, llevo 300 turnos. No estoy en un momento muy bueno como para retomarla’. El pensamiento que yo tuve fue, ‘Concho, voy a empezar a trabajar desde ahora para el año que viene. Empezar a prepararme para que no suceda algo así”.

En otras palabras, Domínguez ya se había dado por vencido para el año pasado. Pero en el proceso de “prepararse” para el 2024, salvó con bombos y platillos su 2023.

“Después de ahí, yo seguí mi rutina normal, con otra mentalidad, no tan preocupado por eso”, explicó. “Y las cosas salieron”.

Es poco decir. Desde el inicio de la segunda mitad de la temporada, Domínguez mejoró todos los números ofensivos, subiendo sus promedios a .254/.367/.414 en total, con 15 bambinazos y 37 bases robadas en Doble-A. Eso le valió un ascenso en Triple-A Scranton/Wilkes-Barre, donde bateó de 31-13 (.419). Y por supuesto, ya sabemos cómo le fue con el equipo grande de los Yankees (cuatro HR, siete CE) en esos ocho encuentros.

“Eso fue algo, como, increíble, porque yo pensé que ya ese año estaba muerto”, reconoció Domínguez, quien cumplirá los 21 años de edad el próximo 7 de febrero. “Eso pasó así de rápido, en un mes, un mes y medio. Eso fue una cosa increíble. Todo lo que no pasó en la primera mitad pasó en la segunda”.

AVANZA DOMÍNGUEZ EN SU RECUPERACIÓN

Cuando fue operado Domínguez en septiembre, se dijo que el tiempo de recuperación iba a ser de entre nueve y 10 meses. Con ese cronograma, el joven podría reintegrarse a los Yankees en el mes de julio.

“Hasta ahora, la rehabilitación va bastante bien”, afirmó Domínguez, quien se encuentra en las instalaciones de los Yankees en Tampa, Florida. “Yo me siento bastante normal. Obviamente, a pesar de cómo yo me sienta, hay un proceso que hay que seguir. Pero hasta ahora, no he tenido ninguna queja, no he tenido ninguna recaída. Me siento excelente”.

LISTO PARA VOLVER A VIVIR EL AMBIENTE DEL BRONX

Por supuesto, Domínguez tuvo un alentador inicio con el madero en los Yankees. Y a largo plazo, se perfila como el jardinero central del equipo por mucho tiempo.

No obstante, mucho está por verse en este 2024. ¿Cuándo exactamente volverá al terreno? ¿Cómo será su tiempo de juego con el dominicano Juan José Soto, Alex Verdugo y Trent Grisham ahora en el Bronx? ¿Será reasignado a Triple-A en un principio para ponerse a tono? Lo que sí se sabe es que Domínguez, en algún momento de este año, volverá a ese clubhouse de veteranos en Nueva York, para seguir aprendiendo.

“Una experiencia que te cambia, estar en ese ambiente con esas personas que ya tienen su nombre y ya han tenido éxito”, expresó Domínguez sobre su primera intervención con el equipo grande. “Ver cómo ellos se manejan, ver la manera en que ellos actúan, ver cómo ellos trabajan. Definitivamente, es algo que te cambia y te cambia para bien”.

Y por supuesto, jugar con su compatriota Soto representa un ingrediente extra de sabor dominicano.

“Para mí, es como un honor poder jugar al lado de Judge, de Juan Soto”, comentó Domínguez. “Yo los veía en televisión cuando yo estaba empezando en liga menor, y poder estar ahí y saber que yo tengo la oportunidad de jugar con ellos es algo definitivamente maravilloso”.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica