Una tarea del 2023, tomar medidas con el tránsito de Barahona

Transitar el centro del municipio de Barahona en días normales, es una odisea, pero ahora, en tiempos de Navidad, Año Nuevo y Reyes, se convierte en un verdadero infierno.

Y lo peor del caso es que nadie se siente preocupado por resolver un mal hoy, que mañana podría ser muy tarde.

Barahona tiene dos zonas neurálgicas en el tránsito, que las autoridades del Instituto Nacional del Tránsito (Intrant), el alcalde, Míctor Fernández y la Dirección General de Tránsito Terrestre (Digesett), tienen y deben de enfrentar, pero ahora, porque como va el desarrollo vehicular, en pocos años sería mucho más difícil enfrentar para obtener resultados a corto plazo.

La cuadrante de las calles Jaime Mota, desde la 30 de Mayo hasta donde termina la Anacaona, José Francisco Peña Gómez (antigua Uruguay) hasta la 30 de Mayo, es un infierno transitarla en vehículo, pero al parecer, el mal, el problema, luce desapercibido para las autoridades.

Pero si tomamos la calle Colón, desde donde inicia, de Sur a Norte, es preferible caminarla a pies, porque en vehículos es imposible, al igual que la 30 de Mayo hasta la José Francisco Peña Gómez, Padre Billini y María Montez.

Mientras este infierno se vive en el centro de Barahona, los agentes de la Digesett son apostados en el chequeo militar hacia la costa de Barahona, poniendo multas, en el Cruce de Cabral, y en unos reductores (policías acostados) de velocidad colocados entre Quita Coraza y El Higuito.

En el tránsito y en las acciones municipales, Barahona, tampoco tiene dolientes.

Los agentes de la Digesett en Barahona están como muela de gallina, por lo que se espera que, para el próximo año, se unan sus agentes, Intrant y el ayuntamiento para mejorar el tránsito, porque hay que llevar propuestas desarrollistas y aplicarlas.

Desconocemos la cantidad de agentes que tiene Digesett en Barahona, pero es difícil ver uno de sus miembros en las calles, y si los vez, lo menos que hacen es tratar de organizar el tránsito, porque todo está manga por hombro, y en verdad, hay poca cosa que arreglar, ya que todo se ha convertido en un desastre, y habría que comenzar desde menos cero. A trabajar todos juntos, todos unidos, porque Barahona, hoy más que nunca lo necesita.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica