Barahona, ante la indignación, desesperación y desasosiego por acciones de la PN con maltratos a empresarios,  políticos, periodistas, legisladores

BARAHONA.- El municipio de Barahona vivió la tarde y noche uno de los momentos más difíciles de la modernidad, cuando agentes de la Policía Nacional, dirigidos por un oficial desde Santo Domingo, acompañados con miembros del Ministerio Público, comenzaron a las cuatro de la tarde a recoger bocinas de los centros de diversión, estén o no abiertos.

Los atropellos, tiros, bombas lacrimógenas, empujones y maltratos, sin importar a quien, estuvieron a la orden del día por los agentes, que al parecer les pusieron el chip de la destrucción y de la desobediencia.

Los miembros de la Policía Nacional, presuntamente del Ministerio de Interior y Policía, maltrataron al diputado del oficial Partido Revolucionario Moderno (PRM), Moisés Ayala, mientras el regidor de la misma organización política, Francisco Arias (Paciori), fue hecho preso y habría recibido varias bofetadas de los agentes.

Uno de los establecimientos más tradicionales de las últimas décadas de Barahona es La Fábrica, donde desde por la mañana de cada día, está abierta en la venta de hielo, picaderas, refrescos, cervezas y alcohol, pasadas las cuatro de la tarde, la Policía irrumpió, los clientes se marcharon sin pagar, al originarse un enfrentamiento, lanzando bombas lacrimógenas y tiros al aire.

Fueron varios los apresados, entre ellos el regidor Pasiori, quien fue llevado a la dirección regional Sur de la Policía Nacional, donde según los informes, el director y jefe en la zona Enriquillo, desconocía de las acciones.

 El diputado del PRM, Moisés Ayala, criticó a su propio Gobierno, por el atropello y maltrato que fue sometido el pueblo de Barahona ante el operativo contra la contaminación acústica que encabezó Policía Nacional, con una unidad especializada del Ministerio de Medio Ambiente y Ministro Interior y Policía (MIP).

Además de Pasiori, el comunicador Emmanuel Escalante, fue arrastrado en el suelo y golpeado por miembros de la Policía Nacional, en el patio de la dirección regional Sur, en presencia de todos, entre ellos, cámaras y teléfonos celulares.

Escalante fue estrellado por los agentes policiales en la sede de la dirección regional Sur de la Policía, cuando una multitud acudió a pedir la liberación del regidor de Pasiori.

Las actuaciones arbitrarias y excesivas de los agentes policiales, causaron la indignación de altos cargos del Gobierno del presidente Luis Abinader, como fue el caso del dirigente nacional del PRM y director de los Comedores Económicos Edgar Feliz Méndez y otras connotadas autoridades que los agentes hacían casos omisos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica