Don Satu, celebra 108 años de vida en medio de hijos, nietos, biznietos, su esposa y una tambora

PUERTO PLATA.- A ritmo del cadencioso merengue típico, el señor Saturnino Peña (don Satu), celebró la llegada de sus 108 años de vida.

El longevo ciudadano nació el 11 de mayo de 1914 en el paraje Blanco, perteneciente al municipio de Luperón, en la parte Oeste de la provincia de Puerto Plata.

Su onomástico de un siglo y casi una década de existencia, le fue celebrado con cariño por sus familiares en su vivienda ubicada en la calle Tres del sector Los Coquitos de esta ciudad atlántica.

Saturnino Peña estuvo acompañado de su esposa, Isabel Plácido de 89 años, y aún conserva su mente lúcida, narrando a hijos, nietos y amigos, anécdotas de múltiples episodios que han vivido en su centenaria existencia.

Este dominicano perdurable, en su juventud trabajó como zapatero y ayudante de guaguas del transporte que viajaban desde Puerto Plata a Santiago.

También se ganaba el sustento de su familia como tamborero, ya que la música típica dominicana es su gran pasión y expresa con orgullo haber tocado en fiestas del extinto acordeonista Tatico Henríquez.

Vestido de forma impecable, sonriente y con un sombrero de alas cortas, entre los regalos recibidos en su cumpleaños estaba una nueva tambora, la cual tocó al ritmo de un merengue.

Prole

Es el padre de 14 hijos, Daniel, Carmen, Víctor (El Cacú), Benito, Juliana (Jobita), María Altagracia (Lilian), María Teresa (Elena), Gladis, Chiche, Selenia, Esperanza (Viva), Mirian, Joselito, Esmeralda (Mayi) y Jesús.

Se destaca que su gran prole le ha dado a don Satu Peña más de 45 nietos, además de 25 bisnietos y varios tataranietos, los cuales se divierten escuchando sus vivencias y numerosas historias que ha sido testigo inexorable.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica