El campocorto de los Astros, Jeremy, afirma que su padre, ex Grandes Ligas, Gerónimo Peña, ha sido su modelo a seguir porque lo ha sido todo

ARLINGTON – Este jueves empezó la acción de la Liga Dominicana de invierno, así que se aprovechó la ocasión para que el torpedero de los Astros, Jeremy Peña, hablara del cariño y la influencia de su papá, Gerónimo, quien fue una figura fija durante casi una década en los Tigres del Licey en los años 80 y 90, además de jugar partes de siete campañas en Grandes Ligas, mayormente con los Cardenales.

Jeremy se crio con el béisbol en la sangre. Después de mudarse de Santo Domingo a Rhode Island junto a su familia a los nueve años, continuó el camino como jugador amateur hasta brillar en la Universidad de Maine. Lo demás se sabe: Tras sustituir en las paradas cortas de los Astros a la leyenda puertorriqueña Carlos Correa, Peña brilló con luz propia como héroe de Houston en la postemporada del año pasado, ayudando a los Siderales a coronarse campeones como Jugador Más Valioso tanto de la Serie de Campeonato de la Liga Americana como la Serie Mundial del 2022.

Todo empezó con las orientaciones y las enseñanzas de Gerónimo, quien crio a Jeremy junto a la mamá de éste, Cecilia.

“Para mí, mi padre lo ha sido todo”, dijo Peña el jueves en el marco de la Serie de Campeonato de la Liga Americana entre sus Astros y los Rangers. “No solamente ha sido buen padre, (sino también) ha sido mi coach y me ha ayudado bastante en este proceso, de lo que es la pelota”.

El resultado en el terreno ha sido bastante impresionante. Aunque los números ofensivos de Peña han mermado algo en comparación con el año pasado (22 jonrones y OPS+ de 102 en el 2022, 10 bambinazos y OPS+ de 95 en la temporada regular recién concluida), sus aportes en la parte trasera de la alineación de los Astros siguen valorándose en la tropa de Dusty Baker. A la defensa, el quisqueyano ganó un Guante de Oro como novato la campaña pasada y en esta postemporada, brilló con dos jugadas cruciales en la victoria de los Astros sobre los Mellizos en la Serie Divisional de la Liga Americana.

Lo hecho por Peña se debe a su talento y su trabajo. Pero el pedigrí de su crianza en el béisbol también ha sido de bastante ayuda.

“Mi papá no sólo ha sido una figura paterna para mí, sino también ha sido mi modelo a seguir”, dijo Peña, quien llegó al Juego 4 de la serie contra los Rangers bateando de 26-6 (.231) con un doble en la presente postemporada. “Nunca tuve que salir de mi casa para hallar a una persona a emular. Tenía eso en la misma sala de la casa.

“Él hizo la misma trayectoria que yo quería hacer cuando era joven. Siempre estaba a una llamada para hablar. Sí, bendecido”.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica