El decano de los editores, Juan Colón, denuncia decenas de errores en todos los libros impresos por el Ministerio de Educación; afirma son faltas graves e incorregibles y no subsanables

Santo Domingo.- El historiador y decano de los editores dominicanos, Juan Colón, denunció que los libros de texto ya impresos por el Ministerio de Educación para el presente año escolar, están repletos de faltas graves e incorregibles, porque en su elaboración y edición se violaron todos los controles establecidos en la ordenanza 26-2017.

Colón explicó que esos nuevos libros de texto, preparados por la Unidad Editorial del Minerd, en un hecho sin precedentes en la historia del sistema educativo dominicano, no fueron conocidos por el Consejo Nacional de Educación antes de su aprobación.

 Añadió que los libros tienen errores conceptuales, estructurales, procedimentales, gramaticales en su mayoría incorregibles.

“Estos libros no fueron evaluados por la Dirección General de Currículo, condición sine qua non para poder ser aprobados por el Consejo Nacional de Educación”, explicó el intelectual, autor y poeta.

 Citó como ejemplo, que el libro de Ciencias Sociales de tercer grado, primer ciclo de educación primaria, del cual es especialista, el nivel de la lengua, enfoque, complejidad de las actividades de evaluación, conceptos, son propios del nivel secundario, no para un alumno de ocho años.

Mostró cientos de errores de los libros impresos por el Minerd.

“Es imposible realizar la subsanación que plantea el Minerd. Hay faltas ortográficas en más del 80 por ciento de las páginas. Deploro que se hayan escrito conceptos tan elementales como República Dominicana, Puerto Rico, Pico Duarte, canal de La Mona, Cordillera Central y República de Haití, con minúsculas. Confundir los verbos ver y haber, como por ejemplo en la página 22 donde se le dice al estudiante: “Después de ver investigado, responde en tu cuaderno las siguientes preguntas”, mencionó Colón algunos errores.

Amplió que, en los mapas, las rosas de los vientos están incompletas y en el idioma inglés; en la página 19, la actividad titulada: “completa el crucigrama”, los conceptos no están en los contenidos.

 “En la página 35, el parque nacional José del Carmen Ramírez, le cambiaron el apellido por Rodríguez; en la página 36 en la macro-región sureste, se dice que está constituida por ocho provincias, pero solo nombra cinco”, explicó el laureado maestro.

 En seguida, añadió que en la página 110 se incluye el cuento: “Un Sueño Cumplido”, de ocho páginas para alumnos de tercer grado del primer ciclo del nivel primario.

Colón subrayó que además, los libros de texto tienen múltiples errores de diagramación, como en la página 118 el poema Romance de Juan Pablo Duarte, repetido en la misma página; en la página 122, está la bibliografía consultada, donde el 80% excede los diez años, cuando la Ordenanza 26-2017 dispone que no puede superar ese tiempo. –

 De acuerdo con el destacado intelectual, los libros Ciencias Sociales de Segundo Grado de Primer Ciclo cuentan con errores similares al de tercero.

 “En este texto se repite un nivel de lengua y de conceptos donde los educando no tienen los conocimientos previos como plantea la Ordenanza 26-2017 que los niveles de dificultad deben ser progresivos”, explicó.

 Añadió que además, los libros cuentan con definiciones incorrectas como “carreteras: es un componente importante en todos los países”, cuando la Real Academia Española la define como: “Camino público, ancho y espacioso pavimentado y dispuesto para el tránsito de vehículos”. 

 El profesor Colón expresó que el libro de Matemáticas tres contiene más de 500 errores ortográficos, conceptuales y procedimentales.

 Dijo que la falsa narrativa de un ahorro por más de 5, 500 millones de pesos anuales fue la razón expresada por el ministro de Educación, Ángel Hernández para la contratación de universidades y academias para la elaboración de los libros del Minerd, que tradicionalmente han sido elaborados por las editoras y autores independientes.

“La verdad es que los libros realizados por el Minerd salen un 12% más caros, acorde a un estudio elaborado por el Observatorio Educativo Dominicano”, citó Colón.

Estimó que los libros físicos que fueron distribuidos deben retirarse de las escuelas, porque terminarían haciendo un daño irreparable a los estudiantes, porque vincularían el libro a los errores, además de acrecentar la deficiente formación educativa.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica