El lanzador dominicano, Sandy Alcántara, tiene como uno de sus metas ganar un Cy Young en la Liga Nacional

MIAMI, Florida.- Cuando los Marlins decidieron comenzar el proceso de reconstrucción en el 2017, tras la venta del equipo a un grupo de inversionistas liderado por Bruce Sherman, Sandy Alcántara era uno de varios nombres que recibió el club en los distintos canjes por sus mejores jugadores

Actualmente, el dominicano es el único que ha comenzado a rendir con consistencia de aquel grupo de prospectos que recibió Miami a cambio de Giancarlo Stanton, Christian Yelich, Marcell Ozuna y J.T. Realmuto.

Además de convertirse en el as de rotación de los Marlins, Alcántara ha llevado su liderazgo más allá del terreno, sirviendo de guía para las próximas generaciones.

El papel del monticulista es crucial para el funcionamiento del club, tanto en lo deportivo, con lo que puede hacer en la loma, como fuera del campo. Alcántara podría significar el primer y uno de los últimos eslabones de la reconstrucción del equipo.

Un ejemplo de eso ocurrió en medio de la pretemporada pasada, cuando el dominicano decidió invitar a varios jugadores de las fincas de los Marlins a cenar, en un intento por construir una mejor relación fuera del terreno.

“Fue algo que quise hacer”, dijo Alcántara. “Quería compartir con ellos. No sólo [hablar] de pelota, sino de la vida en general. De los caminos que hemos recorrido. Y bueno, disfrutar. Eso fue lo que más me gustó, que todos estábamos contentos”.

Pero hay una de esas promesas de Miami que ha cautivado la atención de Alcántara. El también dominicano Eury Pérez, cuarto mejor prospecto de la organización y número 40 en el béisbol, según MLB Pipeline, ha contado con el as de los Marlins como mentor en las últimas semanas.

Pérez despegó el año pasado en los rankings de los mejores prospectos de pitcheo en el béisbol, gracias a una efectividad de 1.96, un WHIP de 0.88 y 108 ponches en 78 entradas a lo largo de 20 aperturas, por apenas 26 boletos, que dejó entre Clase-A Jupiter y Clase-A Fuerte Beloit.

Pero Pérez es sólo uno de varios monticulares que vienen ascendiendo por las fincas de los Marlins, que van rumbo a la Gran Carpa.

En la última lista publicada por MLB Pipeline, de los 100 mejores prospectos del béisbol, los Marlins tienen a seis jugadores, incluyendo a cuatro lanzadores — el dominicano Edward Cabrera (33), Max Meyer (34), Pérez (44) y el también quisqueyano Sixto Sánchez (57).

“Fue evidente en la pretemporada, [cuando vimos a] una gran cantidad de jóvenes con talento”, señaló Alcántara sobre los jugadores en ascenso. “Comenzando con Eury Pérez. Lo suelen comparan bastante conmigo. Tiene una recta muy buena. Pero estoy muy contento con la organización de los Marlins. Esperemos que lleguen pronto”.

Sin embargo, no todo en la mente de Alcántara — y de los Marlins — está centrado en el futuro. El oriundo de Azua tiene asuntos pendientes en la loma para este año, incluyendo un premio Cy Young, premio que se ha fijado como uno de sus objetivos.

Alcántara no ha hecho otra cosa sino mejorar desde su primera temporada completa con el equipo en el 2019, aumentando su ERA+ en cada un de las siguientes temporadas, alcanzando un máximo de 152 en la abreviada campaña del 2020 y viniendo de dejar 131 en el 2021, en la que ha sido su mejor zafra hasta ahora. El año pasado, dejó efectividad de 3.19, siendo uno de sólo siete jugadores que abrieron 33 partidos, para lo que fue su primer curso con 200 ponches o más (201).

Además, alcanzó topes personales en tasa de ponches por cada nueve entradas (8.80) y boletos por cada nueve episodios (2.19). Eso lo hizo sumar un bWAR (Victorias por Encima del Reemplazo, según Baseball Reference) de 4.1, como el 21er mejor lanzador en el béisbol.

Alcántara no cumplirá 27 años sino hasta septiembre de este año, lo que hace pensar que podrá continuar su propio ascenso dentro de las Mayores.

“Mi meta principal siempre es terminar fuerte y saludable la temporada”, indicó. “La segunda es ganar un Cy Young”.

Si Alcántara puede seguir esa tendencia, el dominicano podría llevar a la rotación de Miami a otro nivel.

A pesar de la cantidad de brazos que vienen subiendo por las fincas, los Marlins ya cuentan con una sólida rotación, conformada por Trevor Rogers y los venezolanos Pablo López, Elieser Hernández y Jesús Luzardo.

Con ellos, sumado a las incorporaciones del jardinero cubano y vigente Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, Jorge Soler, el patrullero venezolano Avisaíl García, el receptor Jacob Stallings y el versátil infielder Joey Wendle, los Marlins sueñan con poder competir en una de las divisiones más reforzadas en el receso de temporada, que vio a unos Mets y Filis invertir en varios contrarios multianuales, en un intento por destronar a los actuales campeones Bravos.

“Vamos a competir”, señaló Alcántara. “Ya [la rotación] tiene bastante experiencia, en especial Elieser [Hernández], [Pablo] López y yo. Sabemos lo que tenemos que hacer. Tenemos un equipo que va a dar batalla. No importa qué división fue la que invirtió más dinero o qué equipo tiene más jugadores con poder. Nosotros tenemos que salir al terreno a competir”.

Pero todos los caminos de los Marlins pasan por Alcántara. El presente y el futuro dependen en gran parte de lo que pueda hacer el dominicano en el terreno — y fuera de él. Al final, no fue por casualidad que el equipo logró un acuerdo con monticular para una extensión de contrato que lo mantendrá con el club al menos hasta el 2027.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica