Gonzalo anuncia plan de construcción entre sector privado y el Gobierno para recuperar economía en poco tiempo; identifica al turismo y minería como renglones primordiales

Santo Domingo.- El candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo,  definió el turismo, las infraestructuras de obras públicas y la inversión extranjera, como ejes principales para mantener y actividad la macroeconomía, en un gobierno que comenzaría el 16 de agosto, si gana las elecciones el cinco de julio.

Aseguró que el plan a ejecutar en su gobierno para reactivar la economía, generaría empleos y crearía oportunidades para todos los dominicanos, el cual está sustentado en una estrategia macroeconómica que asegurará los fondos necesarios para llevar a cabo tan necesarias obras.

 “Hemos diseñado un plan coherente, responsable y balanceado, que combina medidas económicas tradicionales con nuevas ideas para superar la crisis y que todos los sectores de la economía vuelvan a recuperar, lo más rápido posible, su ritmo de crecimiento. Pero lo más importante que vamos a lograr con este programa macroeconómico, es acelerar y asegurar el bienestar económico y social de nuestra gente, con más servicios, empleos y mejores salarios”, puntualizó.

 Prometió un sistema tributario simple, con menos impuestos y rebajas en una serie de tasas, para atraer más inversiones y facilitar hacer negocios en República Dominicana.

Explicó que nuevas inversiones significa más empleos, más consumo, más ingresos, y más derrame económico en todos los sectores de la sociedad.

Detalló que el plan de construcción de obras públicas de su gobierno será ejecutado bajo cinco modalidades principales.

“La primera es de inversiones directas del Estado a través del Presupuesto General de la Nación, realizadas con las recaudaciones, y la segunda, comprende alianzas público-privadas, en las cuales el Estado y el sector privado unen esfuerzos con aportes de capital y financiamiento, garantizado por las mismas obras”, explicó.

En una alocución de cinco minutos, Castillo dijo que la tercera etapa abarca concesiones al sector privado nacional y extranjero, otorgadas de manera transparente, a partir de licitaciones públicas; en tanto, la cuarta implica la creación de fideicomisos con activos productivos del Estado y que actualmente generan flujo de caja y beneficios; mientras que la quinta, comprende la emisión de Bonos de Infraestructura para financiamiento de obras, con bajas tasas de interés y garantía parcial de organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 “Vamos a poner a circular dinero en la calle y en el bolsillo de los dominicanos, estimulando la entrada de divisas que se ha visto fuertemente afectada con el COVID-19, potenciando la inversión extranjera, a través de las medidas ya mencionadas”, dijo el candidato presidencial.

 Identificó otra fuente importante de divisas y que dinamiza todos los sectores de la economía, el turismo. “Por eso la plena recuperación y aumento de esta actividad será una prioridad en mi gobierno, desde el primer día”, garantizó.

 Castillo prometió respaldar fuertemente la creación de centros logísticos, para hacer más eficientes y económicos los sistemas de distribución nacional y las exportaciones. En relación con la minería, dijo que promoverá la aprobación de un nuevo marco legislativo que facilite la inversión en ese sector.

“Voy a trabajar e incentivar la generación empleos. Ya lo he dicho y quiero repetirlo. Junto al sector privado vamos a realizar el plan de obras más ambicioso de las últimas generaciones. Las 100 mil viviendas las vamos a construir juntos. El sector privado se encargará de la construcción porque así es más eficiente y baja el costo.  El gobierno facilitará los terrenos. Vamos a cubrirles el 10% del inicial a los compradores y la banca comercial te financiará con cuotas mensuales, aún más bajas que el pago de un alquiler cada mes”, puntualizó Castillo.

Castillo precisó, que de igual manera, conservará la independencia del Banco Central, que garantizará la estabilidad de la tasa de cambio, para que cada dólar que entre al país, rinda mucho más, y que por supuesto, mantendrá una baja tasa de inflación que ayude a disminuir la incertidumbre, contribuya a preservar el poder adquisitivo de los salarios y ayude a reducir los índices de pobreza.

 “Lo anterior nos permitirá avanzar hacia una meta histórica y de fundamental importancia para la economía dominicana: lograr el grado de inversión. Esto nos hará aún más competitivos y atractivos para las inversiones nacionales y extranjeras”, expuso.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más Aceptar Leer más

Privacidad & Cookies Politica